Marcha blanca de París por Betancourt
Cristina Fernández de Kirchner y Carla Bruni participaron en la 'marcha blanca' de París por Ingrid Betancourt. (AGENCIAS). AGENCIAS

El grito "Liberad a Ingrid Betancourt" resonó este domingo en París y otras grandes ciudades galas en "marchas blancas" por la liberación de la rehén de las FARC, que unieron en un mismo clamor a personalidades como la presidenta de Argentina, la Primera Dama de Francia, ministros y miles de manifestantes anónimos.

Los derechos humanos deben prevalecer sobre toda otra cuestión

Unas 30.000 personas, según los organizadores, 5.000 según la policía, desfilaron en París tras un acto ante la Ópera en el que la mandataria argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pidió a su colega colombiano que "facilite un canje humanitario", y el jefe de la diplomacia gala, Bernard Kouchner, aseguró que Francia "nunca" cejará en sus esfuerzos.

"Quien más esfuerzo debe hacer" para eliminar los obstáculos a la liberación de Ingrid Betancourt "son precisamente quienes tienen la responsabilidad de conducir las instituciones de la democracia y facilitar el canje humanitario", afirmó Fernández, en una alusión al presidente de Colombia, Álvaro Uribe. Fernández insistió en que "los derechos humanos deben prevalecer sobre toda otra cuestión".

La rehén colombo-francesa, de 46 años, que fue candidata a la presidencia de Colombia, está en manos de la guerrilla desde febrero de 2002 y se encuentra en un delicado estado de salud. Las gestiones por ahora infructuosas por liberarla se perfilan como el tema estrella del encuentro del lunes entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su colega argentina, cuya visita relámpago a París concluirá durante esta jornada.

Bruni, emocionada

Carla Bruni-Sarkozy, desde hace dos meses Primera Dama de Francia, se unió ante la Ópera a las personalidades y comentó que "el desamparo" de los familiares de Betancourt le "conmueve". "Puedo decirles que mi marido no desistirá", afirmó la esposa del Presidente francés, quien ha hecho de la liberación de la rehén una de sus prioridades desde su llegada al Elíseo el pasado mayo.

Que estos gritos crucen el Atlántico para que mamá los oiga

Ante los participantes en la "marcha" agolpados ante la Ópera, el hijo menor de Betancourt, Lorenzo, dijo: "Libertad para todos (los rehenes). Que estos gritos crucen el Atlántico para que mamá los oiga" y también "el presidente Uribe y las FARC".

Según los organizadores, las "marchas blancas" en otras 15 ciudades francesas, como Niza, Burdeos, Aviñón, Estrasburgo o Toulouse, congregaron a casi 12.000 personas.