Cabeza de lobo del Pleistoceno
La cabeza de lobo del Pleistoceno encontrada en Siberia. Albert Protopopov / Academia de Ciencias de la República de Sakha

Los científicos han anunciado en Japón el descubrimiento de una misteriosa cabeza decapitada de un lobo del Pleistoceno. Fue encontrada el año pasado enterrada en el permafrost de Siberia, y se ha conservado casi intacta, aunque no se sabe cómo fue separada del cuerpo.

El descubrimiento se hizo el el verano de 2018 en el distrito de Abyisky, al norte de Yakutia, según informa el diario Siberian Times. Se calcula que el ejemplar tenía cuatro años cuando murió. De acuerdo con científicos japoneses, data de hace 40.000 años.

Tan solo la cabeza mide 40 centímetros de largo, lo que puede significar la mitad del largo de un lobo actual. Tanto la piel como los colmillos se han conservado, y se cree que incluso el cerebro también.

Decapitación misteriosa

Sin embargo, la razón por la que está decapitada es un misterio. Es improbable que se trate de una especie de trofeo de un cazador, tomando en cuenta que se calcula que el hombre llegó al norte de Rusia hace 32.500 años.

La pieza forma parte de una exhibición científica organizada en Tokio por científicos de Japón y Yakutia. Después de ella, la cabeza será analizada en el Museo de Historia Natural de Suecia.

'Es un descubrimiento único, por primera vez encontramos los restos de un lobo adulto del Pleistoceno con sus tejidos conservados", dijo a Siberian Times Albert Protopopov, de la academia de ciencias de la república de Sakha. "Lo compararemos con los lobos actuales para entender cómo han evolucionado las especies".