Ada Colau, en una imagen de archivo
Ada Colau, en una imagen de archivo. Enric Fontcuberta/EFE

La alcaldesa en funciones de Barcelona, Ada Colau, ha abierto la puerta a aceptar los votos que le ofrece Manuel Valls para repetir en la alcaldía. En una entrevista este domingo por la noche en 'La sexta', preguntada por el apoyo "sin condiciones" del exprimer ministro francés para evitar una alcaldía independentista, afirmó: "Todos los votos que vengan, bienvenidos sean para la investidura".

Sin embargo, reiteró que mantendrá abiertas las negociaciones con ERC y PSC hasta el día de la investidura, el próximo sábado 15 de junio, para intentar formar un gobierno "robusto" y "progresista".

Maragall se hace eco de la crítica del partido de Varoufakis a Colau

Por su parte, el candidato a la alcaldía de Barcelona por ERC, Ernest Maragall, el más votado en las eleccines municipales, se ha hecho eco este lunes de la crítica de DiEM25, el movimiento europeo fundado por el exministro de Finanzas griego Yannis Varoufakis, a la candidata a la alcaldía de BComú, Ada Colau.

En un apunte de Twitter, Maragall ha dicho: "El partido de Varoufakis critica a Colau por aceptar los votos de Valls".

La cuenta de Twitter francesa de DiEM25 publicó el sábado un mensaje dirigido a Colau, a quien preguntaba si realmente podía aceptar el apoyo del candidato de BCN Canvi-Cs, Manuel Valls, a quien llaman "racista, autoritario y político oportunista que ha arruinado el Partido Socialista e incluso dañado la palabra 'izquierda' en Francia".

Collboni: "No me imagino a alguien lanzándose a una piscina sin agua"

También ha hablado este lunes el cabeza de lista del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, que ha confiado en que su formación y BComú cerrarán un pacto de investidura antes del sábado para que la alcaldesa en funciones, Ada Colau, repita en el cargo. "No me imagino a alguien lanzándose a una piscina en la cual no hay agua", ha dicho en una entrevista de TV3 al hablar del paso adelante que ha dado Colau postulándose para la investidura.

Collboni ha dicho estar "muy confiado y muy tranquilo" y esperar sellar un acuerdo con la candidatura de Colau para que se pueda configurar un gobierno "sólido" de 18 regidores en Barcelona, aunque esté a tres votos de la mayoría.

A pesar de esta preferencia por un ejecutivo BComú-PSC, Collboni ha advertido de que no ofrecerán "un cheque en blanco" a los comunes.

El socialista ha apostado para forjar grandes pactos de ciudad en cuestiones como la vivienda y la seguridad que sumen más regidores que los del gobierno que pretende conformar. También ha asegurado que todavía no ha hablado de cargos con BComú, a pesar de que no ha cuestionado que la alcaldía seria para Colau. "Esto está fuera de discusión", ha dicho.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.