Ahmed el Tayeb, Gran Imán de al-Azhar
Ahmed el Tayeb, Gran Imán de al-Azhar. Wikipedia/minoritenplatz8

El imán de Al Azhar, Ahmed el Tayeb, ha afirmado que una mujer puede ser golpeada por su esposo "siempre y cuando ningún hueso resulte roto". "El remedio que el Corán ofreció es golpear de un modo simbólico con el propósito de reformar pero sin causar daño, perjuicio o dolor", comentó el imán. Ha realizado estas polémicas declaraciones en un programa de televisión que ha conducido durante el mes sagrado del Ramadán.

El líder egipcio ha utilizado el Corán para explicar sus afirmaciones. "Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Alá ha dado a unos sobre otros", dice el imán, que además explica que el hombre tiene "normas y límites" para con las mujeres, como la de "no provocarle daños en un órgano o miembro de su cuerpo ni pegarle con la mano en la cara ni darle heridas ni causarle perjuicio psicológico. El objetivo es golpearle de una manera simbólica con el Swak [un pequeño palo de madera que se usaba antiguamente para limpiar los dientes] o el cepillo de nuestro tiempo", concluye el imán.

Rectificación en un comunicado

El imán de Al Azhar ha intentado rectificar con un comunicado en el que afirma que "el maltrato a la mujer se ha convertido en una de las causas del daño psicológico que se refleja negativamente en la familia". También ha recordado que el teólogo islamista de La Meca Ibn Atta rechazó en sus escritos golpear a la esposa ya que considera que esta conducta contraviene el Corán.