Marina d'Or
Una de las zonas de Marina d'Or, en Oropesa (Castellón). 20MINUTOS.ES
La crisis inmobiliaria también afecta a Marina d'Or, potente grupo castellonense que preside el empresario Jesús Ger, que ha despedido desde el pasado verano a 1.000 personas, de una plantilla aproximada de 3.500, según reconoció ayer el director general del grupo, Federico Rivas en declaraciones a la cadena autonómica catalana
TV3.

Fuentes no oficiales elevan esta cifra a 1.700 trabajadores, la mitad de la plantilla. Los trabajadores de Marina d'Or están repartidos en diferentes actividades, como construcción, hostelería, oficinas y teleoperadores. La mayoría son inmigrantes.

El grupo tiene planes en España para construir 40.000 viviendas más.
Según Rivas, las ventas de la empresa han caído un 60% y los beneficios están en niveles de hace tres años. Por ello, la empresa ha iniciado proyectos en Marruecos, Egipto, Bulgaria y Brasil, entre otros países, con la esperanza de que compensen la mala situación por la que pasa la empresa en España.

El grupo tiene planes en España para construir 40.000 viviendas más, la mayoría en el macroproyecto Marina d'Or Golf, que incluye hoteles y tres campos de golf sobre una superficie total de 16 millones de metros cuadrados en la población de Cabanes, cerca de Oropesa del Mar, donde está el complejo Marina d'Or.

Este proyecto está vinculado al parque temático Mundo Ilusión, impulsado por el presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra, que debe financiar la Generalitat valenciana, aunque no parece estar entre las prioridades del Gobierno de Francisco Camps.