Metro de Sevilla
Un tren llegando a la estación de San Bernardo del metro de Sevilla. JUNTA DE ANDALUCÍA - Archivo

El metro de Sevilla celebró el pasado abril diez años desde su puesta en funcionamiento, y en esta década apenas se han registrado infracciones por parte de los usuarios que, por otro lado, valoran con un notable alto el servicio prestado por el suburbano.

Así lo ponen de manifiesto los datos de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio a los que ha tenido acceso 20minutos, que revelan que desde abril de 2009 hasta abril de 2019 se han contabilizado un total de 1.331 irregularidades, lo que supone una media de 133 al año. El pasado ejercicio, cuando la cifra de viajeros ascendió a 16,9 millones, el número de infracciones registradas se situó en 55, por las 60 que se detectaron en 2017 (16 millones de pasajeros).

Cuando los supervisores comerciales o los interventores, que son quienes están habilitados para realizar las tareas de inspección, detectan que un pasajero ha cometido una infracción se lo comunican para que este, si así lo estima oportuno, abone la sanción correspondiente dentro de un periodo de pago voluntario –pronto pago–. En caso de que el infractor no se acoja a esta posibilidad, se inicia un expediente sancionador, incoado por la Administración a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta.

Es por este motivo que no todas las infracciones detectadas y comunicadas se resuelven con una multa, ya que si el usuario abona de forma voluntaria se paraliza el expediente sancionador. Si bien, en los diez años que lleva funcionando el metro, solo 91 pasajeros han abonado sus multas mediante el pronto pago.

Los usuarios le dan un notable alto

Colarse en el metro es la infracción que más cometen los usuarios. No en vano, según los datos de la Junta, el 75% de las infracciones detectadas y notificadas se refieren a viajar sin el título de transporte válido. El otro 25% se han generado por el mal uso de las instalaciones, por no respetar las prohibiciones o por desatender las indicaciones del personal del metro.

La cuantía de las multas oscila entre los 90 euros de las infracciones consideradas como leves –que se pueden reducir hasta los 55 euros con el pago voluntario– y los 270 euros de las muy graves. Entre las primeras figura, precisamente, utilizar el metro sin título de viaje válido. Y entre las últimas, tener un comportamiento que implique peligro para la integridad de los pasajeros o molestias.

Además de no cometer un excesivo número de irregularidades, los usuarios del metro valoran de manera bastante positiva el servicio que el suburbano les ofrece. En concreto, y según una encuesta elaborada por Metro de Sevilla a través de la empresa Dataestudios, los viajeros le otorgan un notable alto (8,2 puntos sobre 10). Los aspectos que obtienen una valoración más alta son la limpieza de las estaciones (9,1 puntos) y del interior de los trenes (9), el funcionamiento de las escaleras mecánicas y los ascensores (8,9) y la sensación de seguridad (8,8). Los únicos tres aspectos con una puntuación por debajo de la media son la temperatura en los vagones y la comodidad de conexión con otros medios de transporte (8) y las aglomeraciones en andenes y trenes (7).

El sondeo refleja que el perfil medio del usuario del metro es el de una mujer (62,2%), menor de 30 años (50,2%) y residente en la capital (43,8%). Un tercio de los pasajeros proceden de Mairena del Aljarafe, San Juan y Dos Hermanas. Y un 21,8% de otros municipios. Además, algo más de la mitad son trabajadores, por el 38,1% que son estudiantes, la mayor parte universitarios.

La encuesta elaborada por Metro de Sevilla revela también que un 14,2% de los entrevistados han comenzado a utilizar el metro por primera vez este año, mientras que el 68,3% dice ser usuario desde hace, al menos, tres años. De no viajar en metro, el 35% dice que usaría el bus urbano y el 33%, el coche.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.