Consejos para una conducción más concienciada con el Medio Ambiente.
Consejos para una conducción más concienciada con el Medio Ambiente. Pexels

El cambio climático está escalando posiciones entre las preocupaciones diarias y las movilizaciones en pos de una política que defienda el Medio Ambiente han aumentado a nivel internacional. Mientras tanto, los médicos alertan sobre los efectos de la contaminación en España: 10.000 muertes al año.

Las medidas como Madrid Central que apuestan por la reducción de la contaminación han empezado a dar sus frutos, pero cada grano de arena cuenta para proteger la atmósfera de la contaminación urbana. Los coches híbridos, los eléctricos, los de gas natural, los GLP o los de hidrógeno generan menos emisiones contaminantes para el Medio Ambiente que los coches que cuentan con un motor de combustión y se nutren de gasolina o diésel. El problema es que una conciencia verde no siempre va de la mano de un presupuesto económico suficiente, y los coches que registran menor tasa de contaminación todavía no están al alcance de todos los bolsillos.

Si perteneces al grupo de los que no pueden cambiar su coche por uno más ‘eco’ a día de hoy, ¿hay algo que puedas hacer para reducir la contaminación al volante? Sí, apostar por buenas prácticas que disminuyan en la medida de lo posible las emisiones de CO2, como estas:

  • La prudencia es más ecológica. Y además es buena para tus neumáticos, tus frenos y para la seguridad vial. Conducir de forma serena, sin cambios bruscos, que evite los frenazos o acelerones innecesarios reduce el consumo de energía y por tanto las emisiones.
  • Los grados cuentan. Tanto el verano como el invierno son épocas de contrastes de temperatura y encender la calefacción o el aire acondicionado aumentan el consumo de combustible, por lo que es importante tratar de economizar su uso, por ejemplo, aparcando el vehículo a la sombra durante las horas más calurosas del día, colocando correctamente el parasol, enfocar correctamente los difusores para evitar el “sube el aire, que no me llega” o asegurar un buen mantenimiento de los sistemas, entre otros, para no cometer errores con el aire acondicionado o la calefacción.
  • La ‘salud’ de tu coche es importante. Como sucede con el aire acondicionado, un buen mantenimiento del vehículo evitará un consumo indebido del combustible por cualquier tipo de avería.