Coches GLP: qué son y qué ventajas tienen

Los coches GLP trabajan a partir de un carburante alternativo que mezcla propano y butano.
Los coches GLP trabajan a partir de un carburante alternativo que mezcla propano y butano.
Pixabay

La industria de la automoción vive una época de cambios. Además del tradicional modelo de combustión con gasolina o diésel, los coches eléctricos son ya una realidad en el amplio y variado mundo del motor. Un sistema de movilidad con importantes ventajas y desventajas que, al mismo tiempo, convive con otros modelos menos conocidos para el público no especializado.

Los coches GLP (gas licuado de petróleo) trabajan a partir de un carburante alternativo que, gracias a la mezcla de propano y butano, es capaz de reducir las emisiones y ahorrar gasto en carburante.

Estos vehículos, también denominados autogás, se clasifican con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico, por lo que sus usuarios disfrutan de una serie de ventajas muy importantes.

  • Impuesto de circulación. Los coches propulsados por gas licuado de petróleo cuentan con una bonificación en el pago de este impuesto. Aunque suele oscilar alrededor del 75% de descuento, esta rebaja dependerá de cada ayuntamiento.
  • Más económico. La compra de un vehículo de gas es, en algunos casos, ligeramente más cara que un modelo convencional de gasolina. Sin embargo, el coste por kilómetros es considerablemente inferior, por lo que a largo plazo el ahorro en carburante puede alcanzar hasta el 40%.
  • Estacionamiento más barato. Al disponer de la etiqueta ECO, estos vehículos cuentan también con un descuento del 50% en las tarifas de parquímetros del Servicio de Estacionamiento Regulado.
  • Carriles VAO. En casos determinados, estos coches también pueden hacer uso del carril Bus VAO, destinado a reducir el número de coches en las ciudades y facilitar la circulación de vehículos de alta ocupación.
  • Mayor autonomía. Gracias a su doble depósito de gas y gasolina, estos coches poseen mucha más autonomía que un vehículo convencional.
  • Menor contaminación. Durante la conducción, estos vehículos emiten unos niveles de emisiones CO2 mucho menores que los de coches diésel o gasolina.
  • Otras ayudas. En función de a qué comunidad autónoma pertenezca, la compra de un coche GLP puede beneficiarse de otras ayudas más específicas de una región.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento