"Hay diferencias de hasta el 40% entre compañías en el precio de la luz o el gas"

  • Entrevista a Arturo Cardenal, CEO de Watiofy, comparador de facturas de luz, electricidad y gas.
Arturo Cardenal, CEO de Watiofy
Arturo Cardenal, CEO de Watiofy
WATIOFY

La luz y el gas siguen subiendo. ¿Hay alguna forma de que los españoles pueden rebajar su factura de la luz y el gas?

Siempre hay formas de bajar las facturas de luz y gas y como no podemos intervenir en los precios de mercado y no podemos esperar que rebajen los impuestos que gravan estos suministros, tenemos que poner en marcha acciones que están en nuestra mano, muchas son gratuitas, como comparar tarifas a través de un comparador y otras requieren cierta inversión que en la mayoría de los casos se amortizan en poco tiempo, como instalar iluminación led u optar por reponer nuestros electrodomésticos o instalaciones de climatización por equipos con máxima clasificación energética.

¿Hay diferencias de precios significativas entre unas compañías y otras?

Nos hemos encontrado grandes diferencias entre precios de luz y gas que hace tiempo no se actualizan y lo único que hacen es subir cada año por el incremento de coste de la energía y por el incremento anual que muchas compañías aplican de forma automáticamente, pero también hay grandes diferencias entre los precios de las compañías actuales, siendo estas diferencias del entorno del 40% entre la oferta más barata y más cara en igualdad de condiciones de suministro.

Actualmente hay más de 70 compañías ofreciendo oferta de luz al pequeño consumidor, es decir cada vez hay más oferta y más compleja, por lo que cada vez es también más difícil elegir una buena opción, ayudar a encontrar las mejores opciones, es donde está el valor añadido de un comparador de tarifas como Watiofy.

¿En qué consiste su metodología?

La única manera de aconsejar sobre la mejor opción para la contratación de una tarifa de luz o gas es comparando a partir del perfil de consumo y los precios que tiene el usuario, por eso para dar una recomendación primero establecemos el perfil de consumo del usuario, teniendo en cuenta parámetros como, estimación de consumo anual, distribución de consumo entre el día y la noche, potencia contratada y los precios que tiene en su tarifa actual.

A partir del perfil de consumo de cada usuario, lo comparamos con los precios de las diferentes compañías que hay en el mercado, con algunas de ellas además podemos ayudar al usuario a realizar el cambio de compañía de una forma sencilla y ágil.

¿Conviene ajustar el contrato de luz?

Por supuesto, es la primera forma de obtener ahorro en nuestra factura, además es una acción que no tiene ningún coste para el consumidor, excepto si hay alguna modificación en el contrato.

Podemos ajustar el contrato fundamentalmente en tres líneas, buscando el mejor precio, ajustando la potencia contratada a las necesidades reales y valorando la opción de la discriminación horaria, que en la mayoría de los casos es interesante para todos los consumidores.

Hay que remarcar que el cambio de comercializadora se realiza de forma unilateral por el usuario y solo tiene que informar del cambio a la nueva compañía, también es importante saber que la calidad del suministro nos lo da la compañía distribuidora que siempre será la misma, independientemente de quien nos venda la luz.

¿Es conveniente optar por la tarifa por horas?

Es una muy buena y desconocida opción para ahorrar en nuestra factura, la discriminación horaria, es un tipo de tarifa que durante 14 horas del día el precio de la luz es un 40% más barata.

La discriminación horaria nos interesa si tenemos un consumo de al menos el 30% en este periodo, que es el caso de la mayoría de las familias, los ahorros serán significativos y no es necesario realizar ningún cambio de hábitos, aunque cuanto más esfuerzo hagamos en derivar consumos al periodo barato, más ahorraremos.

¿El stand-by supone un gasto innecesario?

Los consumos fantasmas son una realidad y cada vez es más importante por el uso cada vez mayor de dispositivos electrónicos, según IDEA el consumo que se produce por el sistema stand-by de los electrodomésticos, equipos electrónicos o cargadores supone casi el 7% del consumo de electricidad de una vivienda. Existen dispositivos que ayudan a eliminar este tipo de consumos, siempre serán una buena inversión.

¿Es efectivo el modo eco en los electrodomésticos?

La tecnología y las normativas comunitarias avanzan de forma decidida a implantar sistemas que cada vez hagan más eficientes los electrodomésticos, es cierto que los equipos con mejor calificación energética son más caros pero la amortización de la diferencia se realiza en poco tiempo y luego todo son ahorros.

Por ejemplo, el electrodoméstico que más gasta en una casa que es el frigorífico, entre un frigorífico A+++ y otro A+ el ahorro en el consumo es de 50 Euros al año, en cuatro años ya hemos pagado la diferencia. Si el cálculo lo realizamos con los frigoríficos antiguos con calificación energética A o menos, pagamos el frigorífico en menos tiempo aun.

¿Es útil instalar termostatos para controlar el gasto energético?

Los termostatos en sistemas de calefacción deberían ser obligatorios, el ahorro entre una casa con o sin termostatos puede ser al menos del 20%, es decir en una casa con un gasto en calefacción de 2.000 euros al año, nos ahorraremos 400 euros. La colocación de termostatos son inversiones relativamente pequeñas. En instalaciones de calefacción por gas o gasoil, nos planteamos cambiar la caldera por una más moderna, que está muy bien, sin embargo no ponemos válvulas termostáticas en nuestros radiadores, lo que nos permitiría con una menor inversión un ahorro mayor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento