Varios días días después de las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26-M, el Gobierno ha reconocido este miércoles errores en la difusión de los resultados provisionales. Ha apuntado a la empresa adjudicataria, Scytl, que ha volcado en la web de Interior solo una parte de los votos, los que han servido a cada partido para obtener concejales, y no todos los votos emitidos.

Este error ha provocado que se presenten discrepancias entre la suma total de votos y lo que parece reflejado en la web, lo que ha causado que salten las alarmas en el ministerio. Varios partidos, tras cotejar los números con sus propias actas de escrutinio, han presentado recursos y han logrado ganar más concejales, lo que ha alterado la configuración de varios consistorios.

Con todo, el Ministerio de Interior ha negado que se hayan producido errores en el escrutinio y que el baile de cifras se ha producido en los resultados volcados en la web. Este miércoles las juntas electorales comenzaron con los recuentos oficiales y definitivos.

Las siguientes son las claves de la polémica:

¿Quién hizo el recuento provisional?

El pasado enero se anunció que la unión temporal de empresas formada por Scytl y Vector resultó adjudicataria del contrato del Ministerio de Interior para llevar a cabo el escrutinio provisional de las elecciones del 26-M y su difusión en la página web del mismo ministerio.

No es la primera vez que Scytl se encargaba de este tipo de tareas, ya lo había hecho en las generales de 2015. Sin embargo, este año no fue la única: Indra, la otra gran empresa del sector, ganó el concurso para las generales del 28-A.

¿Dónde ha estado el error?

Según han explicado fuentes de Moncloa a 20minutos.es, el error ha estado en el criterio que ha seguido la empresa a la hora de volcar los resultados provisionales en la web.

A la hora de difundir los resultados provisionales, se ha sumado a cada partido solamente los votos que han sido necesarios para lograr concejalías. Sin embargo, los sufragios restantes, que no han sido determinantes para adjudicar concejales, no han sido incluidos en ese volcado. "Ello no quiere decir que no hayan sido escrutados, sino que no aparecen reflejados en ningún sitio de la web", señalan.

Esto es lo que está causando disparidades entre el total de votos emitidos y la suma de los votos reflejados para cada partido. Es el criterio de publicación de votos que ha aplicado Scytl, reflejando sólo los útiles e ignorando los que no han servido para lograr escaños.

Ello provoca que no cuadren las cuentas entre el voto emitido y escrutado, con el que se refleja finalmente en la pagina web del Ministerio de Interior.

¿Cómo es el escrutinio oficial?

Tras las elecciones, las juntas electorales tienen desde este miércoles y hasta el próximo sábado para proceder al escrutinio oficial de los votos, incluyendo ya el voto de los residentes ausentes (CERA) llegado desde el extranjero, informa Europa Press.

Durante este escrutinio, la junta electoral provincial no puede anular ningún acta ni voto, debiéndose limitar a verificar sin discusión alguna el recuento y la suma de los votos admitidos por las mesas, limitándose a subsanar los meros errores materiales o de hecho y los aritméticos. Lo que sí puede hacer es declarar válidos los votos indebidamente anulados por las mesas electorales.

Concluido el escrutinio, los representantes de las candidaturas pueden presentar reclamaciones ante esa misma junta electoral. Las reclamaciones sólo pueden referirse a las incidencias que hubieran sido recogidas en el acta de sesión de las mesas o se indiquen en el acta de sesión del escrutinio de la junta electoral.

Una vez resueltos todos los recursos, en último término en la Junta Electoral Central, o transcurrido el plazo para su presentación sin que se haya presentado ninguno, se efectúa la proclamación de los candidatos que han resultados electos.

¿Pueden cambiar los resultados?

En base a las disparidades encontradas en los resultados volcados en la web de Interior, varios partidos presentaron recursos ante las juntas electorales y algunos los han ganado, cambiando la configuración de sus consistorios e incluso, en el caso de Ibiza, cambiando el signo de la alcaldía.

También se han encontrado errores en los resultados de León, Fuerteventura, Barcelona, Badajoz, Mérida, en la diputación de Ourense y en las autonómicas de Navarra y Cantabria.