La Policía Local de Cangas de Morrazo (Pontevedra) ha intervenido 8,46 gramos de hachís a una niña de 12 años en las inmediaciones de un colegio religioso, un suceso que ha sido denunciado ante la Fiscalía de Menores.

El alcalde de la localidad, Xosé Manuel Pazos, ha detallado que los hechos se produjeron este jueves en torno a las 12.00 horas, cuando los agentes, que estaban realizando un servicio preventivo de patrulla, observaron a dos menores, un niño y una niña, en las inmediaciones de un centro escolar y con actitud sospechosa.

Al percibir la presencia policial, los niños intentaron escapar, aunque sin éxito. Entonces, los policías se acercaron para preguntarles por qué no se encontraban en el centro y descubrieron que la niña, residente en la localidad vecina de Moaña, portaba sustancias estupefacientes.

La menor de 12 años llevaba en una riñonera, así como dos paquetes de liar, mechero y un total de 16,90 euros. La droga estaba camuflada en una caja de caramelos, según publica Faro de Vigo.

Posteriormente, se denunció el hecho ante la Fiscalía de Menores y se informó a los padres de esta de lo ocurrido. La niña manifestó que había sido amenazada por unos jóvenes para que hicieran entrega de la droga a un tercero, algo que la Policía está investigando.

El regidor de Cangas ha puesto en valor la actuación policial ante una situación que, según ha señalado, nunca se había detectado en el municipio. Además, ha advertido de que se llevará a cabo un control policial especial para evitar que los narcotraficantes utilicen a los niños en sus operaciones y evitar el consumo de sustancias por parte de menores.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.