Al igual que España, Croacia e Italia también aportan sendos aviones contra incendios cada uno y Francia sumará uno por su parte a la reserva europea, a la que Suecia por su parte contribuirá seis helicópteros.

"Creo firmemente que con estas capacidades podemos responder a todos los incendios forestales en toda Europa, incluso simultáneamente", ha subrayado en rueda de prensa el comisario de Ayuda Humanitaria y Respuesta a Crisis, Christos Stylianides, que ha agradecido la "solidaridad europea tangible" de los países que han hecho una contribución a la reserva inicial, a la que ha confiado en que se sumen "el máximo" de países en el futuro.

El Ejecutivo comunitario aclara que los equipos de los cinco Estados miembro constituirán "la flota transitoria" de la reserva 'rescEU' en 2019, aunque el objetivo a largo plazo es reforzarla con más capacidades para que pueda atajar distintos tipos de catástrofes. El Ejecutivo comunitario continuará por su parte los esfuerzos en "las próximas semanas" para sumar "capacidades adicionales" de los Gobiernos europeos, incluido para la fase transitoria, que cubrirá hasta el 2025. Chipre estudia aportar un avión.

La capacidad, acordada por los Gobiernos y la Eurocámara en diciembre, fue propuesta por la Comisión Europea a raíz de los trágicos incendios en el verano de 2017 en Portugal para reforzar el actual Mecanismo de Protección Civil de la UE, al que los países aportan de forma voluntaria sus capacidades para asistir a otro país en caso de desastres naturales y la Comisión Europea cofinancia el transporte de equipos nacionales movilizados bajo el mecanismo.

Se espera que la reserva, que se utilizará cuando los países no sean capaces de responder a una catástrofe natural con sus propios medios, cuente con aviones de extinción de incendios forestales, bombas de agua especiales, pero también a mayor plazo de equipos de búsqueda y rescate urbano, hospitales de campaña y de evacuación médica, equipos médicos de emergencia y equipos para hacer frente a incidentes químicos, biológicos, radiológicos y nucleares.

De hecho, ya hay discusiones "preliminares" con los Gobiernos para acordar el tipo y número de capacidades que se desarrollarán para poder utilizarlos en el marco de 'rescEU'.

LA UE CUBRIRÁ HASTA EL 75% DE LOS COSTES

Los costes derivados de la utilización de las capacidades nacionales de los Estados miembro cuando se empleen en operaciones en el marco del Mecanismo de Protección Civil europeo serán cofinanciados con presupuesto europeo y también el desarrollo de capacidades destinadas a la reserva, según el acuerdo de diciembre entre Gobiernos y la Eurocámara, que pactaron una partida adicional de 205 millones de euros para garantizar fondos suficientes para 2019 y 2020 para financiar la reserva. Bruselas ha propuesto destinar 1.400 millones para 'rescEU' a partir de 2021 en el próximo presupuesto europeo.

En concreto, la UE cubrirá el 75% del coste operativo de los equipos utilizados dentro de la UE y del coste de transporte cuando se despliegan fuera del territorio de la Unión y también el 75% del coste de modernización o reparación de las capacidades nacionales siempre que no exceda la mitad de lo que estas costaron en un principio.

Durante la fase de transición, hasta el 2025, la UE cofinanciará el 70% de los costes de las capacidades por tenerlas en la reserva.

Las catástrofes naturales costaron la vida de 200 personas en Europa sólo en 2017 y más de 100 en 2018, mientras que los costes económicos por daños registrados por estos fenómenos se elevaron a cerca de 10.000 millones de euros en 2016 y ascienden a más de 360.000 millones desde 1980.

"Los fuegos no respetan fronteras "y "afectan a toda Europa, de norte a sur, este a oeste", ha alertado el comisario tras recordar los intensos fuegos en Suecia y la región griega de Attica del año pasado.

Stylianides ha asegurado que "rescEU tiene sentido económicamente". "La protección frente a los desastres naturales es extremamente costoso para cualquier país individual. Es una política de seguro. Es un esquema para compartir el riesgo", ha subrayado, recalcando que la reserva permite "pagar menos por país" y hacer "economía de escala". "Se necesitan muchos aviones para hacer frente a incendios forestales simultáneos. Si lo hacemos a través de 'rescEU' necesitamos menos. Esto es un beneficio para nuestros contribuyentes", ha defendido.

PREVENCIÓN Y REFUERZO DE VIGILANCIA Y COORDINACIÓN

A fin de mejorar la prevención y capacidad de respuesta de cara a la próxima campaña de incendios forestales en Europa, además del lanzamiento de la reserva, se mejorarán las capacidades de vigilancia y coordinación a nivel europeo.

Pero el comisario ha subrayado la importancia de que los Estados miembros inviertan en prevención. "Sin una prevención y preparación fuertes, no habrá equipos suficientes" para atajar las catástrofes, ha avisado, recordando que en Attila no se pudo salvar a nadie porque el incendios se propagó en apenas dos horas.

"Tenemos que centrarnos en una cultura de prevención, ver más voluntarios, más fuerzas de intervención sobre el terreno en nuestros Estados miembro", ha esgrimido, insistiendo en que "la prevención es mejor que la cura" y que habrá"financiación" para ayudar a los Gobiernos a través de 'rescEU',

fondos estructurales y ayudas a la innovación e investigación en un área como la prevención donde tienen "la primera responsabilidad" y deben intercambiar mejores prácticas.

El Centro de Coordinación de Respuesta a Emergencia europeo, que funciona las 24 horas, siete días a la semana, contará con un equipo de apoyo contraincendios adicional durante el verano de expertos de los Estados miembro y organizará videoconferencias regulares con los Estados miembro durante el verano para que se comparta la información sobre los riesgos de incendios en toda Europa.

El sistema de imágenes por satélite europeo Copérnico también se emplearán para identificar las zonas de emergencia por incendios en los países, como hasta ahora.

Todos los Estados miembro, así como los países socios, han participado en la reunión anual en Bruselas preparar la próxima temporada de incendios forestales y se han celebrado varios ejercicios en los últimos meses para garantizar la preparación de los equipos de protección civil y contraincendios, incluidos dos en la isla de Cres y Split (Croacia) y en la localidad francesa de Aix en Provenza.

Consulta aquí más noticias de Asturias.