El responsable del pub de Benidorm (Alicante) al que la Fiscalía investiga por un presunto delito de odio hacia personas con discapacidad por anunciar el alquiler de un hombre con displasia ósea (enanismo) ha rechazado que se haga "nada malo", ya que es un "showman" que "lo hace porque quiere".

El gerente del bar Chaplin's, Manuel Nieto, ha afirmado este lunes que "las cosas se han sacado de contexto" y ha recalcado que la persona que se anuncia en su local "es un trabajador que está dado de alta, que cotiza y cuya situación es completamente normal".

Este domingo se conoció que la Fiscalía de Alicante investiga por un posible delito de odio al Chaplin's por ofrecer alquilar personas con enanismo, mientras que el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi CV) ha anunciado que presentará sendas denuncias ante la Dirección General de Consumo de la Generalitat y el Ayuntamiento de Benidorm.

En su local, el hombre con displasia ósea, un español de nombre Antonio, realiza las funciones de relaciones públicas por un periodo de entre tres y cuatro horas diarias. Para ello se viste de "policía o superhéroe" y se hace fotos con los clientes que lo desean junto a otro empleado que va de "gigante", ya que lleva puestos unos zancos. Además, a veces es contratado por particulares para realizar espectáculos en otros sitios, como en fiestas de restaurantes o domicilios, y para ello hay un cartel en la puerta con el reclamo "Wanna rent a Midget?" (¿Quiere alquilar un enano?).

"Lo hace porque quiere y a la gente le gusta"

Nieto ha señalado que el trabajo que realiza "es el de 'showman' y lo hace porque quiere y a la gente le gusta", al tiempo que ha insistido en negar cualquier discriminación y se ha mostrado "muy sorprendido por todo este revuelo". El responsable de este establecimiento enclavado en la zona británica de la turística Benidorm ha precisado que este trabajador "lleva en el local tres o cuatro años, y que se encuentra muy a gusto".

También ha indicado que la investigación de la Fiscalía se inició a raíz de la denuncia de "una mujer que pasó por delante del local y vio el cartel: ella tiene una hija que también tiene enanismo y le pareció mal".

Nieto ha insistido en que Tony, el apodo del trabajador, seguirá realizando esta función "mientras él quiera, porque no hay nada extraño en todo esto". Del mismo modo, ha querido aclarar que "su salud mental e inteligencia es exactamente igual o mejor que la de cualquiera, para que nadie crea que se le está explotando o algo así: lo hace porque quiere, porque le gusta ese trabajo".

El responsable del Chaplín's ha revelado que tras la polémica suscitada ha "hablado con él y que le ha dicho que lo mismo tenía que dejar de venir por todo lo que se está liando", ante lo cual el afectado "no entiende que tuviera que dejar su trabajo".

Consulta aquí más noticias de Alicante.