Debate candidatos Comunidad de Madrid
Los candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, de izquierda a derecha, Isabel Díaz Ayuso (PP), Rocío Monasterio (Vox), Ignacio Aguado (Ciudadanos), Isabel Serra (Podemos), y Ángel Gabilondo (PSOE), antes de participar en el debate de Telemadrid. Juanjo Martín / EFE

El debate entre cuatro de los candidatos a presidir la Comunidad de Madrid celebrado este domingo por la noche en Telemadrid certificó el "bibloquismo" entre los partidos de la derecha —PP, Ciudadanos y Vox— y los de la izquierda —PSOE y Unidas Podemos—. Fue un debate relativamente tranquilo y sin ganadores claros, en el que los participantes (Isabel Díaz Ayuso, del PP; Ángel Gabilondo, del PSOE; Ignacio Aguado, de Ciudadanos; Isa Serra, de Unidas Podemos; y Rocío Monasterio, de Vox) evitaron contestar a las alusiones de sus adversarios. El candidato de Más Madrid, Íñigo Errejón, no participó por decisión de la Junta Electoral Central.

Díaz Ayuso (PP) se postuló como el voto necesario para que no gobierne la izquierda, e insistió en que el voto a Ciudadanos no garantiza esa opción. Aguado (Ciudadanos), por su parte, centró sus críticas en el candidato socialista, Ángel Gabilondo, al que le recordó su participación el el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la "herencia" económica de ese ejecutivo.

Gabilondo, mientras, se presentó como el representante del cambio moderado, afirmó que está dispuesto a dialogar con todos, y lamentó que el "bipartidismo" esté derivando en un "bibloquismo" entre la izquierda y la derecha. Por su parte, Isa Serra (Unidas Podemos) aseguró ser la garantía para que Gabilondo se vea obligado a llevar a cabo políticas de izquierdas, y Rocío Monaterio (Vox) se postuló, también, como una barrera contra la izquierda.

Gabilondo preguntó a Ignacio Aguado si piensa sacar mayoría absoluta el próximo 26 de mayo, ya que "bloquea tanto al PSOE como al PP", a quien quiere "arrebatar con un 'sorpasso' su posición". "No sé con quién piensa usted hacer el acuerdo", señaló el candidato socialista, que comentó que Ciudadanos no son sus "aliados naturales" para llegar a un acuerdo de Gobierno tras las elecciones, debido a su apoyo al PP a lo largo de la legislatura.

Aguado insistió en que Ciudadanos no pactará con los socialistas, a lo que Gabilondo le respondió que los acuerdos son "entre dos personas". El candidato de Ciudadanos también acusó a Gabilondo de haber votado "a favor de indultar a los presos golpistas. Su socia de Podemos utiliza los espacios del ayuntamiento para reunirse con los golpistas" , dijo.

La candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también se refirió a los pactos postelectorales y aseguró que ella no tiene "líneas rojas", sino "azules" a la hora de pactar en un escenario en el que las encuestas auguran un reparto igualado de la Asamblea entre derecha e izquierda.

Preguntada sobre si repetiría la "fórmula andaluza" en la Comunidad de Madrid formando gobierno con Ciudadanos y Vox si el bloque de derechas consigue la mayoría, la candidata popular afirmó que "no quiere andar como si fuera adivina". "No tengo líneas rojas, tengo líneas azules, y, quien quiera seguir, sabe dónde encontrarme", añadió la aspirante a la Asamblea de Madrid, que defendió la libertad, la bajada de impuestos y una sociedad "sin sectarismos, sin dogmatismos".

La candidata de Unidas Podemos IU Madrid en Pie, Isa Serra, por su parte, le preguntó a Aguado si oye "el sonido de la ultraderecha con la que quiere gobernar" y con la que ya lo hace en Andalucía.

Serra respondió así a una "alusión" de Aguado —que la había cuestionado por avalar las protestas de "violentos"—, aprovechando para ironizar con el golpe de efecto que hizo Albert Rivera durante el debate de las elecciones generales, pidiendo a los electores que oigan el silencio. La candidata morada suspendió momentáneamente la explicación de sus propuestas y mirando a Aguado le preguntó: "¿Oye ese ruido, señor Aguado? Es el sonido de la ultraderecha con la que usted quiere gobernar y ya lo está haciendo en Andalucía".

Tras ello, Serra calificó de "hipócrita" que Aguado mencione los escraches contra la candidata de Ciudadanos a alcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, pero que no hable una "mujer que fue desahuciada con un bebé de solo un mes" en el barrio de Lavapiés.

Serra también reclamó a Gabilondo que aclare si va o no a buscar un pacto de gobierno con Ciudadanos y le recordó que "muchos votantes del PSOE" rechazan un acuerdo en ese sentido, por lo que le pidió que no ceda "a las presiones" del poder económico. "Creo que es hora de echar a las derechas y le pregunto a Gabilondo si está dispuesto a un gobierno de izquierdas", enfatizó, y añadiendo que un pacto entre las fuerzas progresistas "es una necesidad".

La candidata de Vox a la Presidencia regional, Rocío Monasterio, destacó por su parte la importancia de "frenar a la izquierda" en la Comunidad de Madrid y e indicó que Vox quiere liderar "una alternativa limpia, que no es vulnerable por la corrupción" en la región.

Monasterio mostró su confianza en que el próximo 26 de mayo las fuerzas que no son de la izquierda puedan sumar y recordó que esta vez cada voto suma para el escaño, "cada voto va a hacer posible un cambio en la Comunidad de Madrid". "Solo nosotros vamos a ser capaces de hacer frente a la izquierda porque solo nosotros tenemos el coraje, la limpieza y la determinación para hacerlo", señaló la candidata de Vox.

Poco antes de la conclusión del debate, el candidato a la Comunidad de Más Madrid, Iñigo Errejón, envió un mensaje a través de su cuenta de Twitter sobre el debate autonómico en Telemadrid en el que señaló: "Pues nada, mañana voy yo", con una cara guiñando un ojo. Errejón sí que participará este lunes en el debate organizado por El País y la Cadena Ser entre candidatos a la Comunidad de Madrid, en el que, por el contrario, no estará la Díaz Ayuso, ya que la candidata del PP ha declinado participar.

Consulta aquí más noticias de Madrid.