Cerebro
Representación de un cerebro humano. GTRES

Uno de los campos más apasionantes de la ciencia es el que rodea a la muerte. El fin de la vida nos deja muchas incógnitas y una de ellas es saber qué se siente en el momento de fallecer. Estas preguntas empiezan a tener algunas respuestas. Una de ellas es que cuando fallecemos, durante unos minutos somos conscientes de que estamos muertos.

Sam Parnia, de la Universidad de Nueva York, estudió casos y testimonios de personas que sufrieron un paro cardiaco y 'volvieron a la vida'. Parnia explica que muchas de estas personas "explican que eran conscientes de que los médicos y enfermeros estaban trabajando a su alrededor, escuchaban sus conversaciones y veían cosas que estaban ocurriendo", en declaraciones a Live Science.

Técnicamente, la muerte se produce cuando el corazón deja de latir y se interrumpe el suministro de sangre al cerebro. El cerebro deja de funcionar y ya no puede mantener el cuerpo vivo. Entre 2 y 20 segundos, el cerebro deja de emitir señales.

El doctor Parnia dice que "estudiamos la mente y la conciencia humanas en el contexto de la muerte, para saber si la conciencia se aniquila o si continúa durante algún tiempo después de que hayas muerto, y cómo se relaciona con lo que está sucediendo dentro del cerebro en tiempo real".

Hace un par de años, médicos de una UCI en Canadá descubrieron que 10 minutos después de apagar su máquina de soporte vital, un paciente manifestaba aún actividad cerebral, en concreto ondas como las que experimentamos cuando dormimos.

Los científicos aseguran, eso sí, que esta respuesta cerebral puede variar mucho dependiendo del paciente.