Khaleesi, 'Madre de dragones'
Daenerys Targaryen, interpretado por Emilia Clarke, durante un pasaje de la última temporada de 'Juego de Tronos'. HBO

Daenerys Targaryen, interpretada por Emilia Clarke, ha sufrido una transformación en las ocho temporadas de Juego de tronos y esto también se evidencia en su ropa. Pero sus influencias han sido diferentes de las de otros personajes principales.

La apariencia de Sansa Stark siempre estaba relacionada con las personas que influyen dentro de su pequeño mundo, mientras que en el caso de Cersei Lannister tenía que ver con las experiencias personales y el orgullo familiar.

En cambio, en el caso de Khaleesi la ropa iba determinada por la geografía a medida que viaja a través de las vastas distancias de Essos y se encuentra con nuevas culturas. Se inspira en ellas, mezclando fragamentos de una y piezas de otra para desarrollar su propio estilo. Sin mencionar su necesidad de poder subirse a caballos y dragones sin previo aviso. ATENCIÓN SPOILERS

Arranca la serie con Dany como la hermana pequeña de Viserys Targaryen: son los últimos miembros vivos de su familia (que sepamos en este punto) y llevan toda la vida huyendo del rey Robert Baratheon. La idea es que la joven se case con Khal Drogo, líder de los Dothraki, con el fin de que le preste algunos guerreros a Viserys para atacar al Poniente y reclamar su trono.

Al ser tan joven e inexperta, los vestidos diáfanos y sedosos acentúan esta característica del personaje. Pronto abraza la cultura Dothraki y su vestimenta, parcialmente debido al pragmatismo y también para ganarse la confianza de la tribu. La veremos con tops que recuerdan en cierto modo a las escamas de un dragón y es cuando oficialmente se convierte en Khalessi (lo más parecido a la reina de su comunidad).

En el momento en que Khal Drogo muere, Daenerys 'da a luz' a tres crías de dragón y, posteriormente, reúne a unos cuantos hombres leales de la tribu con los que marcharse a reclamar los Siete Reinos.

El vestuario del personaje sufre una fuerte transformación en la segunda temporada mientras está en Qarth. Comienza llevando un vestido, pero no se siente cómoda: quiere parecer poderosa y se da cuenta de que la ropa de hombre es la que irradia liderazgo por lo que gradualmente la va incluyendo a su outfit.

Finalmente, termina combinando vestidos con pantalones de amazona. "En su psique siempre está pensando que podría necesitar huir, pero con esa sensación de que puede 'jugar' a ser reina, pero que debajo puede correr", explica Michele Clapton, directora de vestuario de la serie.

Quiere tener el control

La siguiente etapa de su viaje prosigue en Meereen donde se inicia 'su periodo azul' porque se viste con vestidos de este color, combinados con botas y pantalones. "Son una referencia a Drogo y a los Dothraki porque el azul es su color especial. En la primera temporada decidimos que era un pigmento natural raro que solo se encontraba en esta región", explicó Clapton durante una entrevista de 2013.

Introduce patrones bordados en sus prendas, que si miramos de cerca, vuelven a ser escamas de dragón. En este sentido, Michele Carragher, una de las principales bordadoras del equipo de vestuario, explica la evolución de la decoración en la vestimenta: "La textura es sutil, pero a medida que aumenta su poder y su fuerza, esta es más definida".

Rinde homenaje a los esclavos que libera en Meereen copiando el collar de metal de una de sus doncellas. Allí, marcará otro punto de inflexión en su armario al predominar los colores blanco, crema y gris en su vestimenta cuando Dany intenta gobernar en Meereen. Los vestidos serán con escote halter: "Quiere ser actractiva, pero al mismo tiempo quiere tener el control", remarca la directora de vestuario.

Respecto al pelo rubio platino de Daenerys se trata de una peluca, una de las más difíciles de cuidar, sobre todo en escenas en las que haya humo. Además de ser de un tono blanco, es de un material muy poroso por lo que se ensucia y se vuelve gris muy rápidamente. Así que el equipo tiene que llevar tres pelucas durante el rodaje y tardan varias horas en colocársela a la actriz Emilia Clarke.

En ese momento, sus crías de dragón comienzan a crecer y lo refleja en sus joyas. Khalessi siempre ha incorporado el simbolismo del dragón Targaryen, pero nunca de manera tan evidente como ahora.

Al final de la sexta temporada, el personaje adapta nuevamente su look a la zona en la que se encuentra, Dragonstone, y luce más tonalidades oscuras y detalles Targaryen. Mantiene su armario de invierno también en la séptima entrega de Juego de tronos. Los colores de la casa Targaryen, el rojo y el carbón, hacen su aparición en la etapa final de su viaje a Poniente. En lugar de usar joyas dracónicas, ahora los dragones se incorporan a su ropa y significa que "estas criaturas son parte de ella".

Ver esta publicación en Instagram

❤️

Una publicación compartida de Emilia Clarke Fan Account (@clarkepage) el16 May, 2019 a las 9:51 PDT

Comienza a llevar también una cadena de dragón en su torso destinada a ser una sustituta de una corona que todavía no puede usar porque oficialmente no es una reina. "Se puede ver por su forma de vestir que casi asume el poder", comenta Clapton a Insider. Casi siempre lleva ropa negra y es indumentaria que le da un toque militaresco. Este nuevo aspecto quiere "proyectar fuerza", según Clapton.

Una de las piezas más aclamadas por los fans de la ficción es el abrigo de piel a rayas blancas, una de las prendas más díficiles de crear para el equipo de Clapton. El blanco recuerda a sus estilismos de las primeras temporadas, mientras el material pesado y los pantalones evocan a sus días como conquistadora. El abrigo aparece al final de la séptima temporada y cambia de color en la última: es rojo. Una de las teorías de los fans es que cuanto más se acerca Dany al trono, más rojo se vuelve su abrigo.