Iceta y Torra
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, pasa ante el presidente de la Generalitat, Quim Torra (i), en el Parlamento de Cataluña. EFE

El Parlament ha rechazado este jueves designar al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, como senador autonómico, debido al 'no' de los grupos independentistas. No ha habido sorpresas y, en una votación electrónica y secreta después de que se posicionaran todos los grupos, el pleno ha rechazado la designación, con 25 votos a favor (PSC y Catalunya en Comú Podem), 65 en contra (JxCat, ERC y CUP) y 39 abstenciones (Ciudadanos y PPC).

El 'no' inédito de la cámara catalana, que siempre había avalado los senadores propuestos por los grupos, frustra así la operación de los socialistas para que Iceta sea nombrado presidente del Senado, como deseaba el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Los socialistas catalanes han intentado hasta el último minuto sortear el veto anunciado por ERC, JxCat y la CUP. La fórmula: pedir al presidente del Parlament, Roger Torrent (ERC), que la votación se hiciera con papeletas, de tal modo que los diputados solo pudieran depositar un voto con el nombre del candidato propuesto o en blanco, pero no votar en contra. Sin embargo, la Mesa del Parlament ha rechazado en dos ocasiones adoptar este sistema y la votación se ha hecho por vía electrónica y secreta, "como se ha hecho en los últimos diez años", según subrayan fuentes parlamentarias.

"Sea cual sea el resultado de la votación, por doloroso que pueda parecer, no me restará un ápice de voluntad de hallar soluciones acordadas a través del único camino que tenemos, que es el del diálogo, la negociación y el pacto", ha asegurado el primer secretario del PSC cuando ha tomado la palabra en el pleno, escasos minutos antes de que se rechazara su designación.

Más contundente ha sido en su intervención la portavoz de los socialistas, Eva Granados, que ha acusado a ERC y JxCat de "volar puentes" de diálogo por "tacticismo electoral". El grupo del PSC-Units considera que, más allá de ir contra la "cortesía parlamentaria", el bloqueo a la designación de Iceta vulnera sus "derechos fundamentales de representación", por lo que ya han avanzado que estudiarán un recurso ante el Tribunal Constitucional.

Como respuesta a estas acusaciones, los grupos independentistas han reprochado a Iceta que quiera darles "lecciones de cortesía" cuando el líder del PSC no la ha aplicado, a su juicio, hacia los "presos políticos y exiliados". También la CUP ha votado en contra de designar a Iceta, en su caso porque no creen que la Generalitat deba tener ningún representante en la Cámara Alta.

Los comunes, que son los únicos que han optado por hacer lado a PSC-Units en el 'sí' a Iceta, han deplorado la "gesticulación" de los grupos independentistas, una posición que ha atribuido al contexto de la campaña del 26-M.

Por su parte, Cs y PPC han dirigido sus críticas hacia los socialistas, a quienes han recriminado que "rompieran la unidad constitucional" y confiaran en los independentistas, que finalmente les han dejado "tirados".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.