En el convenio, que ya ha sido firmado por las tres partes Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Augas de Galicia y Ayuntamiento de Vigo, se establece la necesidad de abordar "la ejecución de una solución a largo plazo" para garantizar el abastecimiento de agua "en cantidad y calidad" al área sur de la provincia de Pontevedra.

Así, se reconoce que, "desde hace años", se evidencian las "dificultades para cubrir las demandas" de agua "actuales y futuras", algo que ya se recoge en el Plan de Abastecimiento de Galicia de 2013 y que se ha visto agravado en la actualidad "por los períodos de escasez de lluvias".

Según el convenio publicado este viernes, el estudio de las posibles alternativas (un recrecimiento de la presa de Eiras, un segundo embalse, un trasvase desde el Miño, etc.) costará 200.000 euros, que serán financiados a partes iguales por las tres administraciones con cargo a sus fondos para los ejercicios 2019 y 2020.

Adicionalmente, se establece que el informe será licitado y adjudicado por la Confederación Hidrográfica, y se determina la creación de una comisión de seguimiento del convenio, así como de una comisión técnica.

"INMENSA SATISFACCIÓN"

Por su parte, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha expresado este viernes su "inmensa satisfacción" por la publicación del convenio en el BOE, lo que significa que el Gobierno de España "empieza inmediatamente" a hacer ese estudio.

Según ha subrayado el regidor olívico, este convenio es "el resultado" de su acuerdo con el Gobierno de Pedro Sánchez, "que obligó a la Xunta a involucrarse", y ha recordado que él mismo planteó la necesidad de abordar la solución del abastecimiento al anterior Gobierno, con Rajoy al frente, y al propio gobierno gallego, "y no hicieron ningún caso".

"Éste es un día de absoluta felicidad, porque iniciamos la solución del problema más serio que tiene la ciudad. Si tenemos 6 meses de sequía, Vigo se queda sin agua", ha proclamado Caballero.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.