28A.- Casado dice a Rivera que la opción para echar a Sánchez es agrupar el voto
28A.- Casado dice a Rivera que la opción para echar a Sánchez es agrupar el voto EDUARDO PARRA-EUROPA PRESS - Archivo

Con apenas nueve escaños de diferencia, PP y Ciudadanos compiten por liderar la oposición y a la vez convertirse en el principal partido del centro político. Con la vista puesta en las municipales y autonómicas como nuevo escenario de batalla, el líder del PP, Pablo Casado, ha cargado este miércoles contra Albert Rivera, al que ha acusado de "plagiar" el programa del PP con propuestas como la de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, si bien ha subrayado que lo hace "tarde y de forma hipócrita".

Pero lo cierto es que ambos tienen aspectos en común en sus respectivos programas. Aunque con matices, los dos incluyen medidas para bajar los impuestos. El PP, que ha presentado sus propuestas este mismo miércoles, es partidario de eliminar el impuesto de Sucesiones y Donaciones para las transmisiones entre padres e hijos y al resto de la línea descendiente, así como entre cónyuges. Añade, asimismo, que en las comunidades autónomas donde gobierne el partido "no se crearán nuevos impuestos". Sobre el IBI a nivel municipal, en Génova son partidarios de reducirlo "progresivamente" hasta el mínimo legal.

Ciudadanos, por su parte, defiende en su programa, que se presentará en los próximos días y al que ha tenido acceso 2o minutos, la supresión del impuesto de Sucesiones y Donaciones de padres a hijos y de abuelos a nietos, y además añade una reducción "sustancial" en el caso de "parientes más lejanos". Rivera incluye además la bajada del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (coloquialmente conocido como impuesto de las hipotecas), mientras que el PP es partidario de su eliminación completa. La formación naranja apuesta, como ya hizo para las generales, por una bajada del IRPF, "con especial atención a aquellos tramos que afectan a las rentas más bajas".

Financiación autonómica

Las dos formaciones son firmes defensoras de una reforma del sistema de financiación autonómica, pero la propuesta de Ciudadanos es mucho más drástica: insiste en la supresión del cupo vasco e insta a las Comunidades Forales a "incrementar gradualmente su aportación a la financianción común". La propuesta 'popular' es más genérica. Quiere un sistema "basado en los principios de igualdad, equidad, transparencia y corresponsabilidad fiscal".

También dan un peso importante en sus programas marco al mundo rural, con la mirada puesta en el problema de la despoblación, que adquiere especial importancia a nivel autonómico y municipal. Los 'populares' hablan en su programa del fomento del el agroturismo "como iniciativa de dinamización y diversificación de la actividad económica en las zonas rurales". Esto incluye, además, la mejora de las infraestructuras para impulsar el acceso a la Sanidad y a la Educación.

Vivienda

En su estrategia para frenar la despoblación, el equipo de Casado trabajará, dice, para atraer a profesionales "con unas condiciones especiales que incentiven su permanencia y arraigo, y que garantice el acceso a servicios de calidad". Ciudadanos y PP coinciden en este sentido en proponer planes para favorecer el acceso a la vivienda y el establecimiento de nuevos vecinos en las zonas rurales con escasa población.

Los dos incluyen también las licencias de caza. Si bien en Génova hablan directamente de nuevas licencias, Ciudadanos sólo especifica una apuesta por las "licencias interautonómicas" de caza y pesca.

La vivienda es otra coincidencia entre ambos programas y, en concreto, las destinadas a combatir la okupación. En este sentido el PP profundiza un poco más. Igual que ya hiciera para las elecciones generales del 28-A, Casado mantiene su apuesta de "agilizar los procesos de desocupación" en un plazo de entre 12 y 24 horas. Ciudadanos, por su lado, no especifica hasta ese punto. Aunque esta medida tenga una lectura nacional, es especialmente relevante en urbes como Madrid, Barcelona o Valencia.

Entretanto, encontramos coincidencias también en temas que están ausentes. Por ejemplo, ninguno de los dos partidos hacen referencia a la gestión del alquiler turístico, un tema que fue de primera línea durante esta legislatura en las principales ciudades españolas.

Diferencias

Por el contrario, las dos grandes diferencias entre PP y Ciudadanos siguen siendo la lucha contra la corrupción y la eliminación de aforamientos, dos de las materias en las que no han conseguido avanzar en los gobiernos donde ambos partidos han tenido que firmar un acuerdo de investidura, sumado al asunto del aborto.

Ninguna de las dos primera materias figura en el programa marco del PP, mientras que Ciudadanos sí que les dedica especial atención. Entre otros aspectos, el partido de Rivera pretende, como desde sus inicios, impedir que cualquier imputado "formalmente" por causas de corrupción pueda acceder a un cargo público y, si ya lo ejerce en el momento de la imputación, cesar automáticamente hasta que se resuelva su situación judicial.

En cuanto a los aforamientos, Ciudadanos pretende reformar el Estatuto de Autonomía para suprimir los aforamientos del que disfrutan los diputados del Parlamento, el Presidente y los miembros del Consejo de Gobierno, una medida que tampoco entra en el programa del PP.

Si bien el partido de Albert Rivera no menciona el aborto en su programa, sí lo hacen los populares, aunque sin ahondar en esta expresión. Concretamente, proponen la creación de oficinas municipales de Ayuda a la Mujer embarazada para que una mujer "no deje de ser madre" por una cuestión económica, social o familiar. De esta forma, las mujeres contarán con las ayudas necesarias para continuar con la gestación, "especialmente" en cuestión de "formación y continuación de sus estudios".