Princesa Charlotte, hija de Kate Middleton
La princesa Charlotte, fotografiada por su madre, Kate Middleton. GTRES

Kate Middleton lo tenía todo preparado para el cuarto cumpleaños de su hija, la princesa Charlotte. La arregló, le dio sus regalos, cogió la cámara para hacerle una sesión de fotos y la vistió... con una marca guipuzcoana.

La duquesa de Cambridge no ha dudado en volver a usar Amaia Kids tras los buenos resultados que le dio cuando su pequeña apenas tenía el año de edad. Ahora, tres años después, ha vuelto a apostar por estos diseños que provienen del País Vasco.

En concreto, de Amaia Arrieta, que es quien ideó la falda algodonada de cuadros de estilo antiguo, casi vintage, y muy inglés (aunque fabricada en España), con la que posó la pequeña Charlotte en dos de las tres fotografías que han sido publicadas de la sesión.

Según la web de la diseñadora, que además tiene tienda física en los barrios de Londres de Chelsea y Marylebone, la falda es fácil de combinar (por ejemplo, con los leotardos de la princesa) y, por tanto, ideal para esta temporada. Eso sí, lleva unos tirantes que, entre el jersey oscuro y la fina chaquetilla gris de punto, no están a la vista.

El conjunto en sí, además, demuestra que Middleton no busca la ostentación sino la comodidad y la elegancia. Disponible en la página de Amaia Kids, ronda las 50 libras (unos 58 euros).

Las fotografías, en ls que sale tanto posando como correteando y jugando con las flores, se tomaron durante el mes de abril en su residencia en Kensignton Palace y en Anmer Hall, en Norfolk, donde viven.

Una relación perfecta

No es la primera vez que Kate Middleton opta por los diseños de Amaia Arrieta para sus hijos. A la propia Charlotte, cuando tenía un año y también para la sesión de fotografías de su cumpleaños o con un abrigo granate y burdeos en su primer día en la guardería.

La opción de ropa para niños se ha podido comprobar que también le gusta, como cuando vistió al príncipe George el día que fue a conocer al hospital a su hermana pequeña, Charlotte.

Además, a ellos, sus hijos mayores, los vistió con la firma española para la boda de Sophie Carter, una de sus mejores amigas y madrina de su hija.

Ver esta publicación en Instagram

The Duchess took these pictures of her daughter in April at their home in Norfolk. 📷 copyright HRH The Duchess of Cambridge.

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el1 May, 2016 a las 3:02 PDT