Venezuela
Un grupo de personas cargan un herido durante una manifestación en apoyo al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. EFE/ Miguel Gutiérrez

Horas después de la liberación del líder opositor Leopoldo López, que cumplía arresto domiciliario tras ser condenado a una pena de 13 años de reclusión, la situación sigue siendo extremademente delicada en Venezuela, donde el presidente encargado del país, Juan Guaidó, acompañado por López, realizó ayer un llamiento a la población civil y a las fuerzas de seguridad para acabar con el gobierno de Nicolás Maduro.

Los acontecimientos arrancaron en la madrugada de este martes (hora local) cuando un grupo de soldados liberó a López y procedió a su traslado a la base militar de La Carlota, en el área metropolitana de Caracas, que a lo largo de la jornada se ha convertido en epicentro del alzamiento.

Pocos se atreven a perfilar qué puede pasar ahora en Venezuela y cómo evolucionará la situación. 20minutos ha contactado con politólogos y expertos en diferentes áreas para analizar las claves de lo que está ocurriendo en el país.

Las claves de la revuelta

¿Triunfará?: "Estamos ante el final del régimen de Nicolás Maduro, pero no sabemos ni cuándo ni cómo se va a producir". Así de contundente se muestra Carlos Malamud, investigador principal de América Latina del Real Insituto Elcano. Respecto a los plazos, Malamud cree que será a "corto, medio o largo" y que esto se "decidirá en las calles y en las instituciones venezolanas. Tienen que responder los propios venezolanos y la palanca principal la tienen los militares", afirma.

¿Pacífico o violento?: Asumido que Venezuela está inmersa en un proceso de transformación que "tiene que culminar en un escenario de elecciones libres", la duda que desvela a los analistas es si será por la vía "pacífica o violenta", valoran. "Descartaría un escenario de intervención extranjera y también de guerra civil, eso sí", asegura Malamud, que aboga por la vía pacífica.

De la misma opinión es Augusto Delkáder, profesor de los Estudios de Ciencias Políticas de la UOC y experto en relaciones internacionales. "No veo probable una guerra civil por una cuestión puramente fáctica, porque todos los resortes de poder están en manos de Nicolás Maduro". A su juicio, el llamamiento de Guaidó y la actuación de los militares que han liberado a Leopoldo López es un "golpe de Estado contra el régimen constitucional y una sublevación" en un contexto de "polarización y deterioro institucional brutal" que vive Venezuela.

Delkáder considera que el alzamiento "no triunfará" y que la vía del diálogo es "la única solución realista ante la situación y para evitar derramamientos de sangre", añade. Por el diálogo abogan también los investigadores del Instituto Universitario Euromediterráneo de la Universidad Complutense, donde preocupa la "inestabilidad creciente" que se vive en las últimas horas en Venezuela. Puede parecer "simplista", apunta D'Urgell, pero "hay solo dos soluciones : o un conflicto bélico con muchos muertos y después debate, o nos ahorramos ese conflicto bélico e impera la razón".

Según Jaume D'Urgell, uno de sus analistas, todo dependerá de si el grueso de las fuerzas armadas se queda en uno u otro bando, pero sin dividirse. "Por el bien de todos es preferible que el Ejército permanezca unido, es una garantía para la seguridad de la población civil".

¿Están en riesgo los derechos humanos?: "Sí, claro. Hay una posibilidad mayor que ayer de que el conflicto derive en un enfrentamiento bélico donde preocupa especialmente la situación de la población civil desarmada. Sabemos que los leales a Guaidó han detenido al encargado del principal arsenal del país. Si los dos sectores están armados, el riesgo es elevado. Si solo lo está uno, disminuye", recuerda D'Urgell.

¿Quién lideraría la transición?: Los analistas echan mano de la prudencia a la hora de valorar los acontecimientos más inmediatos y los desenlaces posibles. "Una Junta militar es un escenario a contemplar que no se descarta en absoluto", reflexiona el investigador de Elcano, Carlos Malamud, sabedor de que serán los militares quienes inclinarán la balanza y quienes prodrían poner condiciones para comprometer su apoyo al alzamiento.

¿Podría quedar en nada?: En lo que coninciden todos los analistas es en la "gravedad" de lo ocurrido este martes en Venezuela, respecto a lo que avanzan consecuencias. "No tengo claro si estamos ante el final del régimen de Maduro porque la correlación de fuerzas no es nítida ni definita", apunta Delkáder.

En la misma línea se pronuncia Jaume D'Urgell: "Si el incidente no triunfa se quedará en una asonada con consecuencias. No es casual que todo esté ocurriendo en torno a una base aérea desde donde, previsiblemente, se evacuará a Juan Guaidó en caso de que el "incidente" no triunfe.  

¿Seguirán 'cohabitando' dos presidentes?: "No es posible. Es una situación de gravedad extrema, si no triunfa y Guaidó se queda, se le detendrá, por eso es viable que hayan pensado en la evacuación para ponerle a salvo".

Una opinión que comparte el analista político Manuel Mostaza Barrios, de la consultora Atrevia: "Cuando Juan Guiadó ha dado el paso tan importante de liberar a López entiendo que tendrá una estrategia preparada", apunta, al tiempo que aboga también por el "diálogo", aunque explica una de las claves por las que este no acaba de fructificar en Venezuela: "Parte de la élite chavista, involucrada en negocios turbios, se juega su propia supervivencia con la supervivencia del régimen de Maduro".