Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un discurso en Caracas. Raúl Martínez/ EFE

El Gobierno venezolano ha denunciado este martes que se está produciendo un intento de "golpe de Estado" por parte de lo que ha calificado de "militares traidores" después de que el autoproclamado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, haya anunciado el inicio de la "fase final" para poner fin a la "usurpación" de Nicolás Maduro.

"Informamos al pueblo de Venezuela de que en estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República", ha escrito en su cuenta de Twitter el ministro portavoz, Jorge Rodríguez.

"A este intento se agregó la ultraderecha golpista y asesina, que anunció su agenda violenta desde hace meses", ha añadido en referencia a Guaidó y a la oposición. En este sentido, ha hecho un llamamiento "al pueblo a mantenerse en alerta máxima para, junto a la gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, derrotar el intento de golpe y preservar la paz". "Venceremos", ha augurado Rodríguez.

El Distribuidor Altamira se encuentra junto a la base aérea militar La Carlota, desde la que Guaidó ha lanzado su mensaje acompañado de un liberado Leopoldo López, y en la avenida Libertador que conduce al Palacio de Miraflores, sede de la Presidencia.

Cabello llama a chavistas al palacio

Por su parte, el presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Diosdado Cabello, ha llamado a los seguidores del chavismo a concentrarse en las afueras del palacio presidencial para "defender" la revolución ante el "plan golpista" contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

"Invitamos a todo el pueblo de Caracas, véngase para el palacio de Miraflores, aquí estamos, si Dios quiere, vengan para Miraflores para que nos encuentre en el palacio defendiendo la revolución, defendiendo a nuestro pueblo, inmediatamente", dijo Cabello en un contacto telefónico a través del canal estatal VTV.

Cabello ha asegurado que el líder opositor y el grupo de militares que le apoyan "no podrán" contra el Gobierno de Maduro.  "Nosotros lo vamos a reiterar una y mil veces: Cada acción de ellos tendrá una respuesta contundente de la revolución bolivariana (...), seremos absolutamente inflexibles, radicales en la defensa de la revolución bolivariana y el bienestar de nuestro pueblo", ha apuntado.

El también considerado número dos del chavismo ha añadido que el grupo de militares que acompaña a Guaidó fue "engañado" y que la situación en el resto del país es de "absoluta tranquilidad". "La única situación irregular que puede existir es en el distribuidor Altamira" de Caracas, ha agredado Cabello en referencia al lugar en el que se encuentra el jefe del Parlamento opositor con los militares sublevados.