Ana de Armas se ha convertido en uno de los rostros más conocidos de la televisión gracias a su papel de Carolina en la serie El Internado.

Ana Celia- ese es su nombre original, es cubana de nacimiento. A pesar de su juventud y su cara de niña derrocha sensualidad en las imágenes que publica la revista. Según confiesa a FHM, siempre ha sabido sacar partido a su carácter caribeño. En su tierra, señala, la gente es más caliente.

A veces yo digo que soy cubana y como no soy morena ni con el culo grande, pues no se lo creen

En estos momentos, Ana Celia se encuentra grabando la tercera entrega de la serie. En FHM se despacha con perlas como ésta: “A mí me gustan mucho mis tetas”. Al ser preguntada sobre si ha hecho uso de sus encantaos para conseguir sus propósitos, afirma: “Sí, los he utilizado para que me den una copa cuando ya han cerrado un bar o para que me dejen entrar en un sitio cuando no tengo invitación”.

Orgullosa de su patria, está perpleja de no responder al prototipo que se han hecho los españoles sobre sus compatriotas:"A veces yo digo que soy cubana y como no soy morena ni con el culo grande, pues no se lo creen”.