Nicolas Cage
El actor Nicolas Cage, en una imagen de archivo. ARCHIVO

La mujer con la que Nicolas Cage estuvo casado durante cuatro días antes de solicitar una anulación reclama que tiene derecho a una manutención y además quiere que la estrella pague sus honorarios legales.

El actor, de 55 años, se casó con Erika Koike durante una noche de copas en Las Vegas (Estados Unidos), después de mantener una relación de un año. Se presentó una anulación cuatro días después, explicando en documentos de la corte que estaba demasiado borracho para aceptar adecuadamente la gran decisión.

Hay que decir que este es el cuatro matrimonio del sobrino de Francis Ford Coppola quien ha estado casado con Alice Kim (2004–2016), Lisa Marie Presley (2002–2004) y Patricia Arquette (1995-2001).

"Antes de obtener una licencia de matrimonio y participar en la ceremonia, [ambos] estaban bebiendo hasta el punto de emborracharse", según se recoge en los documentos judiciales. El día del enlace la pareja tuvo una discusión acalorada poco antes de intercambiar sus votos. 

Comenzaron rellenando la solicitud en una de las máquinas del casino", dijo un testigo a The Daily Mail. "Todo el tiempo él no paraba de gritar que ella iba a robarle todo el dinero y que su ex era un drogadicto". Por su parte, Koike unicamente respondía: "Bebé, no te estoy pidiendo que hagas esto'", asegura el testigo.

Según publica TMZ, Koike acepta el divorcio, pero no está de acuerdo con que la impulsividad de la decisión sea un argumento para una anulación. Así que ella reclama que se le pase una pensión, las costas del juicio y afirma que ha perdido oportunidades de trabajo durante la relación con el ganador de un Oscar porque su reputación se ha visto dañada.

Previamente, Cage alegó que ella no le había contado antes de la boda cuál era su historial criminal completo.

El culebrón se complica porque Koike asegura que Cage le pidió que reanudaran la relación, pero "de la manera correcta" solo 12 días después de solicitar la anulación. Esto, según ella, demuestra que la relación era legítima.