La participaci贸n en estas elecciones generales ronda el 75,7%, lo que supone unos 9 puntos porcentuales m谩s que en 2016, cuando fue del 66,48%. De este modo, se ha conseguido en estas elecciones la mayor participaci贸n del siglo XXI. Estos datos a煤n son provisionales, ya que falta por incluir el voto de los residentes en el extranjero.

Se trata adem谩s del cuarto mejor porcentaje de participaci贸n desde las elecciones del 79, 煤nicamente superado por las elecciones de 1982 (79,97聽%), las de 1993 (76,44 %) y las de 1996 (77,38%). En 2004 se produjo una participaci贸n similar (75,66%).

La participaci贸n alta se ha ido intuyendo durante todo el d铆a. A las 18.00 horas era del 60,7%, una cifra 9,5 puntos superior a la registrada en las elecciones del 26 de junio de 2016, cuando a esa misma hora era de un 51,21%. A las 14:00 horas, se situaba en el 41,49%, lo que supon铆a 4,62 puntos m谩s que en 2016.

El porcentaje ha sido superior en la mayor parte de Comunidades Aut贸nomas, siendo especialmente alta la movilizaci贸n en Catalu帽a. El aumento ha sido finalmente de m谩s de 10 puntos, situ谩ndose en el 77,58%. A las 18.00 horas, ese dato se disparaba 17,8 puntos.

Por otro lado, los territorios menos participativos han sido Ceuta y Melilla, que habitualmente tienen las tasas m谩s altas de abstenci贸n en las elecciones generales.

M谩s de 36,8 millones de espa帽oles estaban llamados a las urnas este 28 de abril para elegir a sus representantes en las Cortes Generales, 208 senadores y 350 diputados, lo que supone casi 400.000 de electores m谩s que en los comicios generales de junio de 2016.

Son adem谩s unas elecciones hist贸ricas para las personas con discapacidad intelectual, que han recuperado por vez primera en estos comicios su derecho al sufragio pese a que est谩n incapacitadas judicialmente. Eso supone casi 100.000 votos m谩s.