Antonio David
El empresario Antonio David. GTRES

Si Antonio David Flores pensaba en algún momento que, con su nueva vida de empresario, la anterior había quedado atrás, la realidad le ha golpeado esta pasada Semana Santa: habrá juicio por presunto alzamiento de bienes.

Y la responsable no es otra que su exmujer, Rocío Carrasco, que no cesará en su empeño de hacerle pagar al ex Guardia Civil lo que ella considera una de las etapas más dolorosas de su vida.

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado que Antonio David, de 43 años, deberá sentarse en el banquillo, acusado de un presunto delito de insolvencia punible, desestimando así el recurso de apelación que había interpuesto.

La raíz de este conflicto, de los muchos que mantiene con la hija (orgullosa) de Rocío Jurado, se remonta a septiembre de 2017, cuando el Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas decide abrir un juicio a Antonio David.

La razón: había "suficientes indicios" que confirmarían que el ex Guardia Civil engañó a la justicia al declararse insolvente en 2012. Fue cuando Flores interpuso la apelación.

Sin embargo, en el nuevo auto, al que ha tenido acceso Vanitatis, la Audiencia Provincial considera que existen suficientes huellas delicitvas como para archivar el asunto.

"Únicamente cabría el sobreseimiento interesado si en el curso de la instrucción se hubieran desvanecido los indicios de la comisión del delito o de la participación en el mismo del apelante", asegura el escrito. "El instructor aprecia que existen indicios suficientes del delito de alzamiento de bienes investigado, [...] pues es probable (en ponderación meramente provisional) que se llevaran a cabo actos de ocultación de ingresos a fin de conseguir una aparente insolvencia", ratifica.

Una guerra en los tribunales

Desde 2006, que fue cuando Rociíto comenzó sus reclamaciones dinerarias a Antonio David, la guerra entre ambos con los tribunales como campo de batalla no ha cesado un solo día.

Flores, en el litigio, demandó que el caso le había producido un "linchamiento público" que solo estaría motivado por una "venganza personal" hacia su persona. Para él, la querella obedecía a "fines espurios" por hecho de que "los hijos comunes habían decidido vivir con el padre y no con la madre". La Audiencia no ha estimado esta demanda.

Hace casi dos décadas que ambos se separaron y, sin embargo, sus continuas visitas a los juzgados ha dado resultados favorables en ambas direcciones, tanto para la hija de Rocío Jurado como para el actual empresario hostelero.

De hecho, el penúltimo desenlace favoreció a Antonio David, dado que la Audiencia Provincial de Madrid archivó la causa de malos tratos psicológicos con la que contraatacó Rocío Carrasco y por la que pedía 5 años de cárcel para su exmarido.

El pasado 21 de febrero, los abogados de la hija de "la más grande" interpusieron un recurso de queja después de que fuera denegado el recurso de casación anterior.

El hecho de que se archivara el caso no fue, en todo caso, definitivo, como quiso dar constancia la sentencia, sino que se tomó dicha decisión en base a una cuestión formal.

"La resolución de la Audiencia que se pretende recurrir en casación no excluye la posibilidad de que se proceda a la reapertura de las diligencias ante la aparición de nuevos indicios o pruebas, probablemente periciales, máxime cuando se trata de un asunto en el que se refieren hechos sucedidos en un larguísimo periodo de tiempo que, además, no se asegura que haya finalizado", comunicaba la justicia.