Abascal
El candidato de Vox a la Presidencia del Gobierno, Santiago Abascal. Morell / EFE

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha anunciado que una de las propuestas en las que trabaja su formación es la vuelta de un servicio militar obligatorio.

Abascal ha asegurado que está por definir si se trataría de un servicio militar y social y si la duración sería uno, tres o seis meses, aunque sí sería obligatorio para los jóvenes. "En esta sociedad solo se habla de derechos, pero hay que hablar también de deberes", ha defendido sin precisar más cuestiones "técnicas".

[A FONDO: Suiza, Noruega, Dinamarca, Grecia... la "mili" todavía existe en Europa]

En una entrevista con Susana Griso en Antena 3, Abascal ha dicho que no es partidario de "obligar", pero sí recomendaría cantar el himno nacional en las escuelas. Y, mientras no tenga letra el himno de España, ha sugerido que se cante 'El novio de la Muerte', el himno de la legión, que ha considerado una "canción de amor".

Abascal ha defendido la eliminación de los fueros del País Vasco, así como la ilegalización de las formaciones independentistas y la aplicación de un 155 permanente en Cataluña.

"La independencia de Cataluña no va a ocurrir", ha dicho tajante. "Hay que suspender la autonomía, aplicar el 155 y poner encima de la mesa la ilegalización de los independentistas, porque hay ideas que no se pueden defender".

Preguntado si eso no es anticonstitucional, Abascal ha contestado que precisamente por eso hay que cambiar la Constitución. "Queremos grandes reformas legales que permitan ilegalizar a partidos que se han convertido en organizaciones criminales. No es que haya individuos en esos partidos que hayan delinquido, es que estructuralmente han conspirado para la secesión".

También ha asegurado, sin embargo, que el problema en Cataluña no se solucionará en cinco ni en diez años, sino en décadas.

Sobre su éxito de convocatoria en sus mítines de campaña, Abascal cree que la gente no acude a verle a él, ni a Vox, "sino que han encontrado un alternativa patriótica que  habla de sus problemas en su lenguaje", por hartazgo de las ideologías. "La gente no va por ahí diciendo soy socialista, liberal, conservador, la gente vota con más sentido común de lo que nos imaginamos".

El líder de Vox ha vuelto a defender el derecho de los españoles a tener un arma para defender a su familia en el seno de su hogar ante cualquier amenaza externa, así como su intención de revocar la ley del aborto. "Que nadie le imponga al no nacido y que iba a nacer que muera. Lo que hay que hacer es ayudar a la pareja a que lo tenga (el bebé) porque ahora se encuentran un sistema que da facilidades para truncar la vida, y hay que orientarlo para todo lo contrario".