Oltra y Puig
Mònica Oltra, de Compromís, y Ximo Puig, del PSPV-PSOE. KAI FÖRSTERLING / EFE

El Consell del Botànic podría reeditarse tras las elecciones del 28 de abril, incluso sin la necesidad del apoyo de Podemos, ya que el PSPV-PSOE y Compromís sumarían mayoría absoluta. Así lo indica el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que ha publicado este jueves una encuesta sobre intención de voto con asignación de escaños para Les Corts, el Parlamento valenciano, que también se somete a las urnas este próximo 28 de abril.

Con la proyección del CIS, el PSPV-PSOE de Ximo Puig se convertiría el partido con mayor intención de voto, con un 30,9%; Compromís, con Mónica Oltra a la cabeza, obtendría un 16,9% de los votos; Ciudadanos, liderado por Toni Cantó, alcanzaría un 16%, el Partido Popular de Isabel Bonig se quedaría con un 15,4%, Unides Podem-EUPV, con Rubén Martínez Dalmau al frente, un 8,3%; y Vox, que concurre con José María Llanos como número 1 por Valencia, entraría en Les Corts con el 6,5% de los votos.

En asientos, Les Corts quedarían con 33 y 36 escaños para el PSPV (ahora tiene 23), el PP obtendría entre 18 y 19, frente a los 31 de 2015; Compromís estaría entre los 17 y 18 escaños (perdería 1-2); Ciudadanos entre 16 y 19 (actualmente tiene 13): Unides Podem-EUPV obtendría entre 7 y 8, frente a los 13 de 2015; y Vox podría estrenarse en Les Corts y lograr hasta 5 o 6 escaños.

Estos resultados permitirían reeditar el Gobierno valenciano de izquierdas formado por PSPV, Compromís y Podemos, e incluso haría innecesario a este último partido, dado que la horquilla más baja sumaría 50 diputados, por encima de la mayoría absoluta, que está en 50 escaños sobre un total de 99.

El presidente Puig decidió adelantar las elecciones autonómicas y ejercer por primera vez una potestad incluida en la reforma del Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana, cuyo calendario sale por primera vez del común. Además, coincidirán con las elecciones generales del 28-A.

Alto porcentaje de indecisos

La mayor salvedad del sondeo, realizado en la Comunitat Valenciana entre el 15 y el 24 de marzo, -con una muestra de 1.373 entrevistas- es la elevada indecisión. Un 74,9% de los valencianos ha asegurado que irá a votar "con toda seguridad" el próximo 28 de abril y un 11,9% ha respondido que "probablemente sí lo haga".

De ese electorado que irá a votar, un 60,1% ha respondido que "ya tiene decidido su voto" y un 38,7% que "no lo ha decidido". Según el CIS, "el alto número de indecisos da lugar a que muchos escaños no puedan asignarse con exactitud en estos momentos".