Un bebé de 14 meses falleció el domingo en el hospital Materno Infantil de la capital malagueña por ahogamiento como consecuencia de una caída horas antes en la piscina privada de una casa de campo en la localidad malagueña de Cártama.

Los hechos ocurrieron poco antes de las 19.00 horas en una parcela del paraje Fahala. Los servicios de emergencias sanitarias recibieron una llamada alertando de que un niño se había caído a una piscina y que mostraba signos de ahogamiento, según informa Sur. Al parecer, la ambulancia se encontró de camino al lugar del suceso con la Policía Local del municipio, a quienes avisaron para que los escoltaran hasta el lugar.

Se pensó en trasladar al bebé en helicóptero, pero finalmente se hizo por carretera

Según las fuentes consultadas, la madre realizó maniobras de reanimación mientras llegaba la ambulancia. Asimismo, indicaron que cuando llegaron los sanitarios el estado del menor era crítico, por lo que se plantearon trasladarlo en helicóptero, pero finalmente se procedió a su traslado por carretera al hospital más cercano, concretamente al Hospital Clínico Universitario, escoltados por los agentes.

El bebé ingresó muy grave, recibió intentos de reanimación, recuperó el pulso y fue trasladado finalmente al Hospital Materno Infantil. Allí consiguieron mantenerlo con vida durante unas horas, aunque falleció más tarde, por la noche, presumiblemente por la anoxia sufrida por el ahogamiento.

El menor era el pequeño de tres hijos de un matrimonio vecino del municipio malagueño. Fuentes municipales concretaron que, al parecer, la familia habría ido a pasar el día a la casa de campo de unos amigos, donde, por circunstancias que no trascendieron, el niño cayó a la piscina, por lo que las fuentes apuntaron que todo se produjo de forma accidental. Ayer por la tarde se ofició el funeral.