El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de preferir "las manos manchadas de sangre que las manos pintadas de blanco", en referencia al apoyo que considera que ha buscado de EH Bildu para aprobar los últimos decretos del Gobierno.

Así lo ha dicho en el acto de presentación del programa electoral de su formación.

Ha asegurado, por otra parte, que el líder socialista es "un peligro público para España" (la misma frase utilizada este fin de semana por Inés Arrimadas) y el presidente "más radical y más sectario" de la historia española. Casado ha reprochado a Sánchez que prefiera "las manos pintadas de amarillo" de los independentistas para perpetuarse en el poder.

Por otro lado, la número uno al Congreso por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha defendido que hay que "empoderar a los demócratas catalanes" para poner en marcha un plan de "Rescate Democrático de Cataluña", cuyas siglas "RDC" ha contrapuesto con las de los CDR independentistas.

"Proponemos un proyecto político y moral de largo plazo en España, que encara de frente lo más urgente e importante, que es el rescate democrático de Cataluña. Frente a los proyectos y planes de CDR, RDC", concluyó la candidata.

El programa presentado por Casado se estructura en 10 bloques, según el "contrato" establecido por el líder popular con la ciudadanía. Un texto con 500 medidas "para cambiar España" centradas en crear empleo, garantizar las pensiones y defender la libertad en todos los ámbitos, tanto político, como educativo, social y económico.

Ábalos: "Le inhabilita para presidir España"

Por su parte, el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha sostenido en rueda de prensa tras las palabras de Casado que el "nivel de irresponsabilidad" del candidato del PP "le inhabilita para presidir España".

Tras criticar el "nivel 'in crescendo' de delirio" que, a su juicio, va adquiriendo Casado en la precampaña electoral, Ábalos ha lamentado que sus declaraciones vayan "un paso más allá, que solo se puede justificar desde la más absoluta desesperación".No obstante, ha insistido en que el candidato del PP " no debería jugar con estas cosas" y se ha preguntado "si es consciente de que está hablando de criminalidad".