Iglesias, durante su primer mitin tras su baja paternal en Madrid.
Iglesias, durante su primer mitin tras su baja paternal en Madrid. PODEMOS

Podemos se lanza a la carrera electoral. A la espera de que la dirección presente en las próximas horas su programa para las generales del próximo día 28, fuentes de la formación morada adelantan a 20minutos las propuestas estrella con las que pretenden movilizar al electorado en dos ámbitos clave del discurso de los de Pablo Iglesias: el fin de los "privilegios" y la lucha institucionalizada contra la corrupción.

En el primer apartado, Podemos propone topar el salario de diputados y senadores. "En ningún caso", defienden, las nóminas de estos cargos electos podrán ser superiores "a las de los cuerpos de funcionarios del Estado". El partido quiere "revisar" complementos y "controlar" el uso que sus señorías dan a dietas y desplazamientos. Además, pretenden suprimir las indemnizaciones por cese, las llamadas "pensiones de oro", en caso de que gobiernen. A día de hoy, un centenar de exparlamentarios percibe retribuciones mensuales que van desde los 50 a los casi 3.000 euros.

Plan contra la corrupción

En este punto, Podemos aboga por la supresión de los aforamientos, con iniciativas acompasadas con las comunidades. A su juicio, esta figura apuntala hoy "un sistema de protecciones y favores" que perpetúa "privilegios". También, incorporará una reforma constitucional del artículo 56.3 para eliminar el que consideran "el privilegio judicial más grave, la ausencia de responsabilidad del rey".

En segundo lugar, en plena investigación por las actuaciones de la llamada "policía política" supuestamente dirigida por el exministro popular Jorge Fernández Díaz para debilitar al secretario general, Podemos quiere enarbolar la lucha contra la corrupción. Entroncando con una de sus reivindicaciones más embrionarias, la formación morada incluirá en su programa la creación de un plan nacional anticorrupción. En concreto, esto se traducirá en un cambio en el Código Penal para introducir el delito de enriquecimiento ilícito de cargos políticos que, "sin intervenir directamente en los delitos de corrupción, sí hayan obtenido un beneficio" derivado.

El plan también propone agravar las penas por prevaricación administrativa "en las contrataciones públicas, cohecho, tráfico de influencias y fraudes a la Administración cuando se cometan a través de partidos políticos". En este sentido, los morados defenderán dentro de Unidas Podemos una ampliación de las plantillas de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado destinadas a investigar este tipo de tramas y delitos económicos "como el blanqueo de capitales". Por último, apuestan por crear un organismo "independiente" y "técnico", con miembros de la sociedad civil, con funciones asesoras y capaz de brindar una "protección real" a denunciantes.