Flan parisién
Flan parisién  EMMA GARCÍA

El flan parisien no es realmente un flan, sino una mezcla de crema pastelera aromatizada con vainilla y horneada sobre masa quebrada. Este postre de origen francés y al que también se le conoce como flan pâtissier es otro de esos maravillosos dulces que podemos encontrar en las pastelerías y restaurantes de nuestro país vecino.

Ya vimos la receta de cómo preparar una tarta de flan al horno y está vez queríamos preparar una versión algo más sofisticada con ese toque francés que tan bien le sienta a la repostería.

Podemos hacer una masa quebrada casera o hacer un poco de trampa comprándola ya hecha. No se lo diremos a nadie y funcionará bien igualmente. El flan parisién es bastante fácil de preparar y sólo tendremos que respetar los tiempos de reposo para que tenga la textura deseada.

Ingredientes

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 500 ml. de leche entera
  • 400 gr. de nata para cocinar
  • 3 huevos
  • 2 yemas
  • 200 gr. de azúcar
  • 30 gr. de extracto de vainilla
  • 50 gr. de almidón de maíz (maicena)
  • 50 gr. de mantequilla

Preparación

Forramos un molde redondo de 20 cm (las cantidades van perfectas para esta medida) con la lámina de masa quebrada o brisa. Cortamos el resto de masa que sobre por los bordes. Ponemos el molde forrado con la masa en el congelador cubierto con papel film y lo dejamos 2-3 horas.

Ponemos en un cazo a fuego medio la leche con la nata y el extracto de vainilla. Cuando empiece a hervir apagamos el fuego.

En un bol grande batimos los huevos con las yemas y el azúcar de forma manual. Agregamos la maicena y poco a poco, mientras batimos vamos añadiendo la mezcla de leche y nata previamente colada.

Pasamos la mezcla de nuevo al cazo a fuego medio y no dejamos de remover con la varilla manual. Poco a poco la mezcla irá espesando, cuando adquiera textura de crema espesa la retiramos del fuego. Dejamos templar y añadimos la mantequilla. Removemos de nuevo para integrarla bien en la crema.

Vertemos la crema ya templada al molde con la masa quebrada congelada. Horneamos unos 45 minutos en el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo. Sacamos del horno y dejamos enfriar.

Guardamos en el frigorífico sin desmoldar y con papel film 4-5 horas o, mucho mejor, de un día para otro. Desmoldamos con cuidado y ya tenemos listo para servir nuestro flan parisién.

Amantes de la cocina y de las recetas ricas

Grupo Cerrado Unirte al grupo de Facebook

¿Te gusta la cocina y comer rico? ¿Tu mayor hobbie es cocinar? Da igual que te creas Estrella Michelín, seas amateur o que no sepas freír un huevo, co...