Grafitis.
Unos peatones caminan junto a un grafitis. ARCHIVO

Los servicios de limpieza de la capital limpian cada mes una superficie de "grafittis" equivalente a la de la Torre Picasso y el Ayuntamiento ha comenzado ya a tramitar las primeras sanciones contra esta práctica con la nuevas multas de mayor cuantía establecidas por la Comunidad autónoma.

La delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, ha dicho hoy, al hacer balance del Plan de Limpieza General de la ciudad, que durante dos meses se han limpiado 62.797 metros cuadrados de pintadas, que "no sólo afean la ciudad sino que generan además un coste absurdo que pagan los madrileños con sus impuestos: seis millones de euros, mil millones de las antiguas pesetas".

Ha revelado además que en un 22 % de los casos las superficies limpiadas se han vuelto a llenar de "grafittis".

Los reincidentes podrían llegar a pagar hasta 6.000 euros por pintar donde no deben

En la actualidad, estas infracciones son multadas por el Ayuntamiento con un máximo de 150 euros y la nueva ordenanza fijará una sanción entre 300 y 3.000 euros y hasta 6.000 en caso de reincidir.

Además, los servicios de limpieza han baldeado y barrido una superficie equivalente a 110 campos de fútbol, han aseado 10.300 papeleras y han cambiado las que estaban deterioradas.