Factura eléctrica y subida de la luz
Imagen de una factura eléctrica y una bombilla. JORGE PARÍS

La factura de la luz ha bajado en marzo el 2,74 % respecto a febrero, pero se sitúa un 2,44 % por encima del importe que marcó el mismo mes de 2018, según el simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y a falta de los datos de los dos últimos días del mes.

La factura para un consumidor tipo -con una potencia contratada de 4,4 kilovatios y un consumo anual de 3.000 kilovatios hora (250 KWh al mes)-, acogido a la tarifa regulada o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), en estos 29 días de marzo costó 55,39 euros, mientras que, en febrero, ascendió hasta los 56,95 euros.

Sin embargo, el mismo consumidor pagó el año pasado 54,07 euros, 1,32 euros menos que en la actualidad.

Según los cálculos del operador del mercado OMIE, la luz se situará mañana, 30 de marzo, a un precio medio de 51,93 euros por megavatio.

Marzo es el último mes en que está en vigor la suspensión por seis meses del impuesto del 7 % a la generación eléctrica, una de las medidas urgentes contra la subida del precio de la electricidad que aprobó el Gobierno a través de un real decreto-ley el pasado 5 de octubre.

El fin de la suspensión del impuesto podría suponer un alza impositiva de 2 o 3 puntos porcentuales, con un encarecimiento de la factura mensual de entre 0,5 y 1 euro por familia, según explicó el pasado 13 de marzo la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La prórroga de la suspensión del impuesto sólo podría hacerse por un real decreto-ley, algo que el Ministerio ha descartado en este momento con unas elecciones a la vista ya convocadas