Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. ACN

 Vox ha presentado este miércoles una querella contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y varios responsables municipales, por "prevaricación y denegación de prestación de servicio público" al negarse a ceder el Palau Sant Jordi para un acto político.

La querella contra Colau y los responsables políticos de Barcelona Serveis Municipals (BSM) se justifica, a juicio de Vox, por la resolución "ilegal, arbitraria e injusta" del contrato para la cesión del Palau Sant Jordi de Barcelona entre los días 28 y 30 de marzo.

Vox había solicitado para esos días el uso del Palau Sant Jordi para la celebración de un acto el 30 de marzo pero, según han indicado fuentes municipales, el alquiler del recinto no es posible porque hay obras previstas durante las fechas solicitadas.

La formación afirma que "no se había hecho mención" a los trabajos que alega el Ayuntamiento "durante la firma del contrato, ni en el pago del 50% de la cantidad que lo formalizaba, ni en las visitas de responsables de Vox a las instalaciones".

Además de a la alcaldesa, la querella afecta también al primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, así como a Carmen Lanuza y Eloi Badia, que ostentan cargos de responsabilidad en BSM.