Supermercado Dia en Guadalajara
Supermercado Dia en Guadalajara. GOOGLE MAPS

La junta de accionistas del grupo español de supermercados DIA aprobó este miércoles la ampliación de 500 millones de euros (568 millones de dólares) propuesta por el multimillonario ruso Mijaíl Fridman, lo que da vía libre a su opa sobre la compañía.

El magnate ruso posee, a través de la sociedad LetterOne, una participación del 29% del grupo de distribución español, presente además en Argentina, Brasil y Portugal. Dada la baja participación en la junta (54,3% del capital), su voto en contra fue decisivo para tumbar la única alternativa a su plan, elaborada por el Consejo de Administración de DIA y que promovía una reducción de capital seguida de una ampliación por valor de 600 millones de euros.

Pese a la victoria de LetterOne en la junta, la recapitalización está supeditada al éxito de su opa, que todavía tiene que ser aceptada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el supervisor español, que ya la ha admitido a trámite. La opa ya recibió el mes pasado el visto bueno de las autoridades de Competencia de Brasil, que también debían pronunciarse sobre la operación.

Además, su oferta tiene a su vez dos condiciones: que Fridman logre aumentar su participación del 29 al 64,5% de los títulos y que se alcance un acuerdo con la banca acreedora para prolongar hasta 2023 el vencimiento de la deuda a largo plazo de DIA, que asciende a 912,12 millones de euros -1.035 millones de dólares al cambio actual-.

El consejo ya había llegado a un principio de acuerdo con las entidades financieras para alargar estos plazos, pero ahora serán los responsables de LetterOne quienes deban negociar. El grupo DIA necesita reequilibrar sus cuentas en un plazo no superior a dos meses para no incurrir en insolvencia y abandonar la situación de quiebra técnica en la que se encuentra desde finales de diciembre, algo que conseguiría en caso de ampliar capital.

Los accionistas minoritarios criticaron tanto la gestión del grupo como la actuación de Fridman, a quien algunos acusaron durante el turno de preguntas de influir en la caída de la acción para poder ofrecer un precio bajo en su opa (67 céntimos). Los títulos de la firma se compraban hace un año a 3,5 euros, casi seis veces más del precio a que lo hacen hoy (0,62).

El grupo DIA, que perdió el año pasado 352,5 millones de euros (unos 400 millones de dólares) ha puesto en marcha un proceso de despido colectivo en España que afectará a más de 1.500 trabajadores.