Una de las obras de Dora Salazar
Una de las obras de Dora Salazar GOBIERNO DE NAVARRA - Archivo

Ésta ha sido la primera exposición temporal de larga duración en el marco del proyecto de renovación del Museo de Navarra, 'Todo el arte es contemporáneo'. En él, se recuperaba la capilla como lugar de exposición para artistas navarros actuales que cuentan con obras en los fondos del Museo.

La exposición puede visitarse hasta ese día en horario habitual del Museo, de martes a sábado, de 9.30 a 14.00 horas y de 17.00 a 19.00 horas; y los domingos, de 11.00 a 14.00 horas. El Museo de Navarra ha editado además un folleto, disponible de forma gratuita, que recoge la motivación y explicación de Dora Salazar sobre la exhibición y un listado de las obras expuestas, ha destacado el Gobierno foral en una nota.

La próxima exposición temporal de larga duración en la capilla se inaugurará en el mes de mayo y llevará la firma del artista Carlos Irijalba. Mientras tanto, durante el mes de abril, el Museo de Navarra tiene previsto organizar una programación musical con varios eventos.

También dentro del proyecto 'Todo el arte es contemporáneo', el Museo de Navarra ha habilitado la sala 4.2, dedicada en exclusiva a exposiciones temporales de larga duración de fotografía. Este espacio acoge desde el 31 de enero una exposición de la fotógrafa navarra Lydia Anoz, fallecida en 2017 a los 92 años de edad.

La muestra pone de relieve el potencial de Anoz, que se formó de forma autodidacta de la mano de su marido, Pedro M. Irurzun, y que destacó a nivel internacional en un género poco común, como es la composición artística.

La comisaria de la exposición, Celia Martín Larumbe, aplaude su "control de la luz con sus diferentes efectos sobre las superficies y las composiciones de masas en encuadres reducidos, en un constante ejercicio de investigación técnica en obras sutiles, delicadas y potentes".

La exposición, bautizada como Lydia Anoz. Los años dorados 1947-1956, recoge 24 instantáneas de la artista en esa primera época, además de varios documentos que reflejan su proyección internacional. Anoz dejó la fotografía tras el fallecimiento de su marido en 1957, pero la retomó después, en las décadas de los 70 y 80, si bien lo hizo bajo otros presupuestos estéticos, plásticos y técnicos. La obra artística de esta fotógrafa ha pasado a formar parte de los fondos del Museo de Navarra, gracias a la donación realizada por su familia.

La exposición se puede visitar hasta el 13 de octubre, en horario habitual del museo. Igual que en el caso de Dora Salazar, se ha editado un folleto que recoge un pequeño resumen del recorrido profesional y biográfico de Lydia Anoz y un listado de las obras expuestas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.