Los hechos sucedieron el pasado sábado cuando la motocicleta fue captada por una cámara del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en Garachico, por lo que se avisó a una patrulla para que procedieran a la identificación del conductor.

Una vez interceptado el vehículo, se acusó al hombre de un delito contra la seguridad vial, que puede suponer una pena de prisión o una sanción económica y la privación del permiso de conducción de uno a cuatro años.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Guardia de La Orotava.