Según ha informado el sindicato en un comunicado, el pasado 8 de marzo salió publicada la Ley 4/2019, de 7 de marzo, de mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria.

En su preámbulo y Disposición derogatoria única deroga los artículos 2, y 4 del Real Decreto-ley 14/2012, lo que conlleva la supresión de las medidas impuestas por el Real Decreto-ley 14/2012 en referencia de elevación hasta en un 20 por ciento de las ratios máximas de alumnos por aula establecidas en la Ley Orgánica 2/2006.

Esta supresión ya ha sido realizada por las distintas Leyes de Presupuestos Generales del Estado para 2016, 2017 y 2018 estableciendo ya una tasa de reposición del 100 por 100 para el acceso a los cuerpos de funcionarios docentes en las Administraciones Públicas. Esta supresión fue debida a su alto impacto en la garantía de los estándares de calidad de la enseñanza que se ven afectados con la elevación del número de alumnos por aula.

Con este decreto se elimina el incremento de la jornada lectiva de la jornada del personal docente que imparte las enseñanzas reguladas en la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, en centros públicos y privados sostenidos con fondos públicos, hasta un mínimo de 25 horas en educación infantil y primaria y de 20 en las restantes enseñanzas, sin perjuicio de las situaciones de reducción de jornada contempladas en la normativa vigente y dejar nuevamente margen a las diferentes Administraciones Educativas para la regulación de la materia.

También se elimina la limitación en las sustituciones de profesores en los centros docentes cuando hayan transcurrido diez días lectivos y se sustituirá desde el primer día.