Louis Tomlinson
El cantante inglés Louis Tomlinson, uno de los excomponentes del grupo One Direction, en un concierto. GTRES

La amistad entre Zayn Malik y Louis Tomlinson, ambos exmiembros de One Direction, se acabó en 2016. Pero, ¿qué pasó realmente entre ellos? Ahora, Tomlinson ha revelado que todo fue a raíz de una aparición en el Factor X de Reino Unido.

La creciente enemistad provenía de antes, con Malik teniendo disputas y desacuerdos con cada uno de los componentes de One Direction hasta el punto de ser el primero en abandonar la boy band en marzo de 2015.

Desde entonces, los seguidores se han posicionando de un lado y de otro. Sobre todo, debido a que no han ocultado su actual antipatía. Y Tomlinson ha aprovechado su visita al podcast de Dan Wootton -sobre el que ha escrito Just Jared- para aclararlo.

El cantante fechó la ruptura definitiva cuando los miembros asistieron en diciembre de 2016 al programa Factor X inglés para ver la actuación de Tomlinson. Todos, menos Malik. Y eso que dicha actuación era un homenaje a su madre, que acababa de fallecer a causa de la leucemia.

"Nos llamamos un par de veces después de que perdiera a mi madre. Todos los chicos aceptaron venir [a la actuación] y él no se presentó, lo que me molestó bastante", ha rememorado. "Verlos a todos allí -Harry, Niall y Liam., era el apoyo que necesitaba aquella noche. Pero lo suyo estuvo fuera de lugar", ha opinado.

Ver esta publicación en Instagram

@BritishVogue

Una publicación compartida de Zayn Malik (@zayn) el6 Nov, 2018 a las 3:01 PST

"[Nuestra relación] nunca fue a mejor, realmente", ha dicho Tomlinson, quien le ha deseado lo mejor a Malik: "Espero que esté bien, pero...".

Dimes y diretes

Apenas dos meses después de que Malik se fuera del grupo, Tomlinson, visiblemente molesto por las formas, se burló a través de Twitter de Naughty Boy, el productor que en ese momento ya trabajaba con Malik.

Y Zayn no dudó en responderle. "¿Recueras cuando tenías una vida propia y dejaste de hacer comentarios rencorosos sobre la mía?", le contestó. Pero no ha sido su único desplante con su antigua banda, cuyos otros cuatro miembros no guardan buen recuerdo de él.

Zayn Malik reconoció que nunca quiso formar parte de la boy band, que no le gustaba su música y que con quien menos hablaba era con Harry Styles, mientras que Liam Payne presumió de directioners en las redes sociales sin mencionar a Zayn. Niall Horan, el quinto componente, admitió en 2017 no tener el teléfono de su excompañero.

No es que el resto de la banda se lleve excepcionalmente bien, pues Liam aseguró en 2017 que no le gustaba la música que Harry Styles estaba haciendo en solitario, pero Malik se lleva la palma con sus desplantes.

Cuando en noviembre de 2016 recogió el premio al artista del año en los American Music Awards soltó un dardo desde el escenario: "Este solo tiene mi nombre inscrito, ¿cierto?".

MeGustas e hipócritas

Y eso que en enero de ese mismo año había concedido una entrevista en la que se le preguntó sobre el hijo recién nacido de Tomlinson. Zayn reconoció que su excompañero no le había invitado a conocer al bebé, pero que le había dado a 'Me Gusta' a la fotografía.

"Veremos si me invita. Obviamente, le deseo lo mejor. Su hijo es monísimo, así que claro que le di a 'Me Gusta' [a la foto]. No nos hablamos como si fuéramos amigos, está claro, así que eso es lo más lejos que voy a llegar, dándole un 'Me gusta'", fueron sus palabras.

La última polémica ha sido con el lanzamiento de Icarus Falls, uan canción del nuevo disco de Malik en la que presumiblemente habla de su etapa en One Direction. Y no precisamente bien.

Tomlinson no se tomó muy bien la canción y el (nuevo) desprecio de Malik, ahora en forma de canción y tuiteó "Confuso de verdad. ¡Qué hipócrita!". Es decir, que una posible reunión del grupo se antoja, día a día, más complicada.