Concentración de repulsa a ETA
Sandra, hija mayor de Isaías Carrasco, momentos antes de leer el comunicado de la familia. EFE/Javier Etxezarreta

"Pido a los que quieran solidarizarse con mi padre y con nuestro dolor que acudan masivamente a votar el domingo para decir a los asesinos que no vamos a dar ni un solo paso atrás", ha reclamado este sábado Sandra Carrasco, la hija mayor (20 años) del ex edil socialista Isaías Carrasco, asesinado este viernes en Arrasate-Mondragón (Guipúzcoa).

Vestida de negro, visiblemente emocionada aunque muy entera, Sandra ha leído un comunicado a los periodistas, al término de la concentración celebrada este mediodía ante el Ayuntamiento de Arrasate en protesta por el asesinato de su padre, en la que han participado numerosas autoridades y cargos públicos, como la vicepresidenta del Gobierno María Teresa Fernández de la Vega y el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

A mi padre lo han asesinado por defender la libertad, la democracia y las ideas socialistas

Sandra, la mayor de los tres hijos de Isaías Carrasco, ha leído con voz firme un breve comunicado en el que ha agradecido "de corazón" el apoyo del pueblo de Arrasate y de los ciudadanos "anónimos" que se han acercado a ella y a su familia para darles "cariño, apoyo y calor en estos momentos tan duros".

"Gracias por estar con mi madre, con mi hermano Adeil y con mi hermana Ainara", ha agregado la joven, quien también ha agradecido, "de parte de los socialistas" el apoyo recibido.

"A mi padre lo han asesinado por defender la libertad, la democracia y las ideas socialistas, ha sido siempre un hombre valiente que ha dado la cara y los que lo han matado han sido unos cobardes", ha añadido Sandra, antes de pedir que su muerte no sea "manipulada por nadie". De esta forma, "no lo vamos a tolerar. Yo, mi madre y todos iremos a votar y eso es lo que pido. Los que quieran solidarizarse con mi padre y con nuestro dolor que acudan masivamente a votar el domingo para decir a los asesinos que no vamos a dar ni un solo paso atrás", ha señalado.

Orgullosa

Tras leer el comunicado, la joven ha asegurado a los presentes que se encuentra "muy orgullosa" de su padre. "Le quiero", ha añadido, para dirigirse a continuación a sus asesinos: "sólo puedo decir que han sido unos hijos de puta, nada más. Ya me he quedado a gusto", ha concluido.

Sólo puedo decir que han sido unos hijos de puta, nada más. Ya me he quedado a gusto

Cerca de medio millar de personas se han concentrado a las doce del mediodía ante el Ayuntamiento, en cuyo salón de plenos se encuentra instalada la capilla ardiente con los restos mortales de la última víctima de ETA.

Encabezan la concentración una de las hijas del ex edil asesinado, Sandra, junto a otros familiares, a quienes acompañan la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

También asisten a la concentración de Arrasate el presidente del PSOE, Manuel Chaves, la presidenta del PP del País Vasco, María San Gil, el presidente del PNV, Iñigo Urklullu, el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, el presidente de EA, Unai Ziarreta, y el secretario general de UGT (al que el asesinado estaba afiliado), Cándido Méndez, junto a cientos de ciudadanos.

Resto de asistentes

El consejero de Justicia, Joseba Azkarraga; la portavoz del Ejecutivo autonómico, Miren Azkarate; la presidenta del Parlamento Vasco, Izaskun Bilbao, y el delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, han sido algunos de los representantes institucionales presentes en esta protesta.

El portavoz parlamentario del PSOE, Diego López Garrido; el secretario general de los socialistas vascos, Patxi López; el secretario general del PP vasco, Carmelo Barrio; el coordinador de EB Javier Madrazo, y dirigentes de Aralar como Aintzane Ecenarro han secundado asimismo esta concentración. Los asistentes, en los que se reflejaba la rabia y el dolor por este asesinato, han permanecido en silencio durante cinco minutos y han concluido con un aplauso esta protesta, en la que sólo se ha escuchado un grito aislado de "asesinos" en euskera.

Concentraciones en otras ciudades

Además de en Arrasate, se han celebrado concentraciones en ciudades como Burgos, Valencia y Castellón, pese a que la Federación Española de Municipios y Provincias las había aplazado hasta el lunes para que no coincidieran con la jornada de reflexión.

El alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio (PP), ha afirmado hoy, al término de una concentración silenciosa en la capital burgalesa, que "los únicos responsables del asesinato del ex concejal de Mondragón Isaías Carrasco son los terroristas etarras". Así lo ha señalado al término de una concentración silenciosa de tres minutos en la Plaza Mayor de Burgos en la que han participado representantes del PSOE y PP arropados por varias decenas de ciudadanos.

Manifestación en Ermua

Unas mil personas, según la Policía Municipal, secundaron por la noche en Ermua (Vizcaya) una manifestación silenciosa convocada por el Ayuntamiento de esta localidad para repudiar el asesinato de Isaías Carrasco, en un acto a cuyo término el alcalde, Carlos Totorika, del PSE-EE, manifestó que a este ex edil "también le ha matado ANV de Mondragón".

Encabezada por una pancarta con el lema "ETA No ETA Ez", sostenida por el propio alcalde y por corporativos de PP, PNV y EB, la marcha recorrió durante media hora el centro de Ermua, municipio que hace casi once años se convirtió en símbolo de la rebelión pacífica contra ETA, tras el secuestro y posterior asesinato del edil del PP Miguel Angel Blanco.

A su término, el alcalde se dirigió a los presentes para lamentar que Isaías era "un hombre normal, un trabajador, que sólo había cometido el delito de ser concejal y defender la libertad de todos nosotros".