El Parlamento venezolano autoriza a Guaidó decretar el "estado de alarma" tras cuatro días de apagón

Caracas, durante el apagón.
Caracas, durante el apagón.
EFE
El Gobierno de Venezuela ha anunciado este lunes la suspensión de todas las actividades laborales y lectivas con motivo del apagón que afecta desde el pasado jueves a gran parte del país. Tanto es así que la falta de electricidad ha agravado la crisis de los hospitales que ya habían experimentado fallos de equipos.

El fallo eléctrico que el jueves dejó sin luz a casi toda Venezuela llegó este lunes a las 100 horas sin que se hubiese podido resolver por completo, y sus consecuencias se volvieron más evidentes, a tal punto que el Parlamento, de mayoría opositora, declaró al país en estado de "alarma nacional".

El Parlamento autorizó al jefe del órgano, Juan Guaidó, que anunció asumir funciones de presidente encargado del país en enero pasado, declarar el "estado de alarma" debido a la "calamidad" que atraviesa el país por el apagón, que ya suma 4 días . Los diputados de la bancada opositora aprobaron de forma unánime el decreto, que se entiende "como modalidad del estado de excepción"y regirá por30 días.

A las 24.00 horas GMT varias regiones seguían sin luz en sus comunidades, lo que se recrudeció la necesidad de agua potable, conexión a internet, telefonía móvil y fija, transporte público, gasolina y gas de uso doméstico.

El gobernador de Mérida (oeste), Ramón Guevara, dijo a Efe que prácticamente toda esa entidad federal alcanzó este lunes 100 horas continuas sin electricidad, por lo que varias localidades llevan más de 24 horas sin agua corriente y con un precario estado de las telecomunicaciones.

"No hemos tenido pérdidas humanas en los hospitales", aseguró el político, que destacó la actuación de los médicos y el funcionamiento de los generadores eléctricos en todos los centros de salud.

Saqueos

Guevara indicó que entre la noche del sábado y la madrugada del domingo se registraron saqueos a tres comercios en Mérida. Por su parte, el gobernador de Anzoátegui, Antonio Barreto Sira, explicó a Efe que al menos una decena de establecimientos, incluidos supermercados y panaderías, fueron saqueados en cinco municipios de esa región.

Señaló que este lunes la electricidad ya había sido restituida en casi todo el territorio, en algunas zonas con intermitencia, y en una minoría de municipios continuaba el apagón.

Autoridades del municipio caraqueño de Baruta indicaron que otros dos saqueos se registraron la noche del domingo en esa jurisdicción, por lo que la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) actuó y detuvo a un número indeterminado de personas.

Otros saqueos se registraron este lunes en Maracaibo, capital del estado de Zulia (oeste, limítrofe con Colombia) sin que hasta ahora las autoridades se pronuncien al respecto. Medios locales de comunicación y testigos consultados por Efe indicaron que más de una decena de comercios fueron saqueados en medio de hechos vandálicos que generaron enfrentamientos entre saqueadores y personal de las fuerzas del orden.

El alcalde de Maracaibo, Willy Casanova, dijo la noche de este lunes que un grupo de "delincuentes" se "aprovechó" del apagón para cometer "actos terroristas" sin ofrecer mayores detalles al respecto.

El servicio comenzó a restablecerse lentamente esta noche en Zulia, una región rica en petróleo, después de 100 horas continuas de apagón.

Aún sin Metro en Caracas

La energía registró nuevas intermitencias este lunes en Caracas, donde todavía existen zonas enteras sin luz, como en una comunidad del sur donde explotó en la madrugada una subestación eléctrica sin que hasta ahora las residencias que dependen de ese generador hayan recuperado el suministro.

El Metro de Caracas, que es usado diariamente por cientos de miles de personas, alcanzó también 100 horas paralizado, pues el servicio eléctrico no había sido restablecido por completo y por el contrario, según el Gobierno de Nicolás Maduro, ha recibido hasta cinco ataques orquestado por opositores y por la Administración de Estados Unidos.

En la capital venezolana la escasez de agua potable y de combustible propició este lunes el aumento de las colas de vehículos a las afueras de gasolineras, mientras que miles de personas se fueron a manantiales para llenar bidones de agua y otros cientos se lanzaron al contaminado río Guaire en búsqueda del líquido.

El Gobierno prorrogó este lunes por otras 24 horas la suspensión de actividades laborales y escolares que entró en vigencia el domingo para apoyar en la restitución del servicio eléctrico.

Guaidó convoca una manifestación

El jefe del Parlamento, Juan Guaidó ha convocado una manifestación para este martes en todo el país en rechazo al apagón. "Así que mañana a las 3.00 de la tarde (19.00 GMT) —convoco a- toda Venezuela en todas las calles, en las avenidas [...] para expresar su rechazo", dijo Guaidó durante un debate en el Parlamento a propósito del fallo eléctrico que mantiene varias regiones sin energía y otras con luz de manera parcial.

El líder opositor, que señala la mala gestión de las autoridades y la falta de inversión como causantes del fallo eléctrico, pidió a los venezolanos ponerse de acuerdo para exigir el respeto a sus derechos.

La administración chavista, por su parte, asegura que el servicio se recupera "lentamente" y ha pedido colaboración para estabilizar el sistema.

Venezuela se mantiene a oscuras desde que, hace cuatro días,se produjo un fallo en la central hidroeléctrica de Guri, que abastece a cerca del 70% del país. El Gobierno venezolano dijo entonces que un "ataque cibernético" disparó la caída del servicio, pero expertos y opositores apuntan a la ineptitud y desinversión como las principales causas del apagón.

Los cortes eléctricos son frecuentes en Venezuela desde 2009, pero se han acentuado los últimos años cuando el país entró en una crisis económica que el Gobierno achaca a una "guerra" contra su Administración.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento