Víctima de ETA considera 'privilegios' las peticiones de excarcelación de presos
Víctima de ETA considera 'privilegios' las peticiones de excarcelación de presos EUROPA PRESS

María Soledad Chávarri hija del jefe de la Policía Municipal de Beasain (Gipuzkoa), Miguel Chávarri Isasi, asesinado por ETA el 9 de marzo de 1979, ha considerado "privilegios" las peticiones de excarcelación de presos de ETA enfermos o su acercamiento a Euskadi y ha criticado los recibimientos que reciben estos presos al salir de la cárcel en sus pueblos donde "les reciben como héroes". "Es muy doloroso ver estos actos", ha asegurado.

Chávarri ha participado este domingo en Vitoria junto a tres víctimas del terrorismo de motivación yihadista, en un acto organizado por el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo para celebrar el Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo que se conmemora este lunes 11 de marzo.

María Soledad Chávarri Machaín ha recordado que este pasado sábado se han cumplido 40 años desde que su padre fue asesinado por ETA, atentado que forma parte de "los más de 300 asesinatos que no se han resuelto" y ha denunciado que como su caso ha prescrito, "no se podrá juzgar si algún día se sabe quiénes son los autores".

Tras afirmar que "ningún atentado terrorista tiene justificación", ha reclamado "justicia y verdad", que "se busque a los terroristas, se les juzgue como asesinos que son y cumplan las penas que les impongan, además de resolver los asesinatos en los que no se sabe el autor o autora".

"Se pide que se acerquen a los presos a cárceles cercanas a sus familias, permisos para ver a familiares y enfermos. ¿Por qué tienen que tener privilegios? Nosotros para ver a nuestro padre solo podemos ir al cementerio", ha indicado.

En este sentido, ha hecho referencia a las salidas de los terroristas de ETA de la cárcel criticando que algunos salgan por "beneficios penitenciarios" habiendo cumplido "parte de sus condenas" y denunciado que "en sus pueblos les reciben como héroes, con homenajes, danzas e incluso un cohete por cada asesinato que han cometido".

"¿Os imagináis que los terroristas de los atentados de Barcelona y Cambrills se les hicieran homenajes?; ¿o a violadores y pederastas cuando salen de la cárcel? Impensable, ¿verdad? Para nosotros es muy doloroso ver estos actos", ha subrayado.

También ha tomado la palabra María José Rodríguez Pato, que perdió a su hermano, José Arturo, el 12 de abril de 1985, en un atentado con bomba contra el restaurante 'El Descanso', a las afueras de Madrid, en la que fue la primera acción de terrorismo yihadista con víctimas mortales (18) en el Estado.

María José Rodríguez Pato ha lamentado que "nadie se acuerda" de que este atentado, ocurrido en 1985 fue el primero de motivación yihadista en el Estado y ha pedido que no se olvide que su hermano existió, solicitando que este atentado aparezca en los libros de historia.

Asimismo, ha explicado que no se detuvo al autor del atentado y en consecuencia no fue juzgado, algo que lamenta porque como víctima le queda "dolor porque no lo va a pagar". "Yo no tengo rencor pero a ese señor no le perdono", ha señalado antes de pedir que el grupo de "extremistas que pusieron la bomba "tiene que pagarlo de alguna forma".

ATENTADO 11-M

En el acto de este domingo también se ha podido escuchar a Juan Benito Valenciano, padre de Rodolfo Benito Samaniego, un ingeniero industrial de 27 años, asesinado en los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid.

Este lunes se cumplen 15 años del atentado en el que murió su hijo y por el que crearon una fundación con su nombre para "recordar siempre a todas las víctimas del terrorismo, apoyar a los jóvenes para que vivan en una sociedad más libre y democrática, y crear una base para que los niños tengan conciencia y diferencien entre la paz social y el estar continuamente enfrentamos". "Con su creación intentamos transmitir lo que Rodolfo habría anhelado", ha explicado.

En ultimo lugar, ha intervenido Blanca Calleja Elola, madre de Maddi Álvarez Calleja, asesinada por el terrorismo yihadista en Yemen el 2 de julio de 2007.

En su testimonio ha explicado cómo tuvieron noticia del atentado en Yemen y ha indicado que se sintieron "arropados" por las instituciones, su familia y vecinos de su pueblo, Zarautz. "Me ha enseñado que la vida puede ser muy efímera y que hay que vivir el día a día con la mayor intensidad posible", ha destacado.

Conducido por el periodista Gorka Landaburu, al acto ha asistido el delegado del gobierno en el País Vasco, Jesús Loza, el diputado general de Álava, Ramiro González, y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, así como varios parlamentarios vascos, junteros alaveses y concejales de Vitoria.

Consulta aquí más noticias de Álava.