El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) devolverá a sus familias a los 103 niños que iban a ser sacados de Chad por la ONG francesa Arca de Zoé, el otoño pasado, y que están actualmente en un orfanato.

Los niños están en un orfanato en la ciudad de Abeche

Así lo ha indicado este viernes en conferencia de prensa la portavoz de UNICEF, Veronique Taveau, quien ha señalado que las autoridades chadianas han pedido a la agencia de la ONU ayuda para llevar a cabo la reunificación.

Los niños, de nacionalidades chadiana y sudanesa, están en un orfanato en la ciudad de Abeche, donde han estado recibiendo ayuda y materiales básicos de parte de Unicef desde el 26 de octubre del pasado año.

Se trata de 21 niñas y 82 niños, de edades comprendidas entre 1 y 10 años, y este viernes Unicef Chad ha recibido la petición del Gobierno de ayudar en la reunificación familiar, dijo Taveau.

No eran huérfanos

La ONG Arca de Zoé había fletado un avión para sacarlos del país, alegando que los 103 niños eran huérfanos de Darfur a los que iban a dar en adopción en Francia.

Seis miembros del Arca de Zoé, entre ellos su presidente, Eric Breteau, fueron condenados en Chad por el intento de llevarse a los niños y después fueron trasladados a Francia para cumplir sus condenas.