El empresario Nicolás Vallejo-Nágera, 'Colate'
El empresario Nicolás Vallejo-Nágera, en una imagen reciente. GTRES

La fama de mujeriego va incluida en su estilismo de dandi. Un look que le va a costar mantener a Colate en lo que ha sido una noticia bomba: será concursante de la próxima edición de Supervivientes.

La exclusiva, que proviene de la revista Lecturas, venía precedida por una entrevista en las páginas de Semana donde el empresario no ha dudado en tratar todos los temas de su actual vida.

Nicolás Vallejo-Nágera ha hablado de Paulina Rubio ("Me ha hecho sufrir mucho", ha asegurado sobre la cantante y jueza de La Voz), a su supuesto romance con Ana Obregón ("No hubo nada pero me hubiera encantado", ha confesado) o su más que consagrada fama de Casanova: "He tenido la suerte de compartir mi vida con mujeres muy bonitas, inteligentes y exitosas, lo que despierta animadversión, sobre todo, en la mentalidad latina".

Colate, a quien se le vio flirtear descaradamente con Gloria Camila en el programa Ven a cenar conmigo, ha narrado cómo es su nueva vida en Miami, donde tiene amigos como Alejandro Sanz, y lo difícil que es a veces conjugar la custodia de su hijo con Paulina Rubio.

Pero lo realmente llamativo de la entrevista es cuando se le pregunta sobre las nuevas formas de ligar, web y aplicaciones de citas como Meetic, Tinder, AdoptaUnTío...

"Estoy en todas y me divierte muchísimo. No me da ninguna vergüenza reconocerlo", ha confirmado el hermano de Samantha Vallejo-Nágera, jueza de Masterchef. "He conocido amigas y he tenido alguna relación temporal. Yo no salgo por la noche, no tengo tiempo y espero conocer algún día alguna mujer especial", se ha sincerado.

Sobre si le perjudica de alguna forma ser un rostro conocido, Colate ser ríe al certificar que sí, porque "no se creen" que sea él y no le contestan.

Como decíamos, una fama de mujeriego de la que él queire quitarse el sambenito. ¿La gente tiene una idea equivocada? "De toda la vida", no duda en responder.

"Quien me conoce personalmente dice que soy muy distinto a la imagen que reflejan o reflejaban los medios, porque ahora se muestra más cómo soy", ha apuntado. "En Estados Unidos, el cambio de imagen ha sido radical: he pasado de que me insultaran por la calle a todo lo contrario", ha dicho.