Tres generaciones de mujeres: "A mi madre y a mi abuela las veo como dos luchadoras"

  • Irene, Cristina y Beatriz hablan de la situación de la mujer, de avances y de lo que está estancado o en involución.
  • '20minutos' organiza un coloquio con ellas para que intercambien sus impresiones. 
Beatriz González, Irene González y Cristina Vela (abuela, nieta e hija), en Madrid Río, minutos antes de participar en un coloquio con motivo del 8-M.
Beatriz González, Irene González y Cristina Vela (abuela, nieta e hija), en Madrid Río, minutos antes de participar en un coloquio con motivo del 8-M.
JORGE PARÍS
Irene mira sorprendida a su abuela Beatriz cuando cuenta que trabajó como secretaria; hasta que se casó. Ella ve «impensable» limitar su vida a ser ama de casa y se alegra de que en ese sentido la sociedad haya evolucionado. Ya su madre, Cristina, hizo la carrera de Económicas sin plantearse que podría haber estudios que le estuvieran vetados por ser chica.Con motivo del 8-M, 20minutos ha reunido a estas madrileñas en la Casa del Reloj del distrito de Arganzuela para que intercambien impresiones sobre la situación de la mujer. Las tres coinciden en que, pese a los avances, aún quedan derechos por conquistar y en que no se debe permitir ningún retroceso.

Irene mira sorprendida a su abuela Beatriz cuando cuenta que trabajó como secretaria... hasta que se casó. Ella ve "impensable" limitar su vida a ser ama de casa y se alegra de que en ese sentido la sociedad haya evolucionado. Ya su madre, Cristina, en una posición intermedia, hizo la carrera de Ciencias Económicas sin plantearse que podría haber estudios que le estuvieran vetados por ser chica.

Con motivo del 8-M, 20minutosha reunido a estas madrileñas en la Casa del Reloj del distrito de Arganzuela para que intercambien impresiones sobre la situación de la mujer. Las tres coinciden en que, pese a los avances, aún quedan derechos por conquistar y en que no se debe permitir ningún retroceso.  Junto a los grandes cambios, creen que los hombres deben dar más pasos hacia la igualdad en acciones cotidianas.

Aspiraciones: ¿Cómo han evolucionado las inquietudes de las jóvenes?

Beatriz. Trabajé durante seis años y medio. Hasta que me casé. Era lo que se llevaba. Mi marido no concebía que estuviera todo el día fuera de casa. Además las empresas te daban una especie de dote si te casabas y dejabas el empleo. Si seguía trabajando la perdía y como no sabía si iba a estar diez años más o si al año iba a tener un hijo y entonces sí tendría que irme...

Irene. A mí eso me suena a chino. Me parece impensable porque la sociedad ha evolucionado a mejor. ¿Limitarme solo a casarme y tener hijos? ¡No, por dios! ¡Eso sí que no! ¿Quieres casarte y tener hijos? Vale. Pero haz algo más. ¿Vas a vivir de bajo de un puente hasta que tu marido te mantenga?

B. Ahora es inconcebible. Yo pensaba en ser secretaria, y lo fui, pero no estudié el bachillerato ni se me pasaba por la cabeza hacer una carrera. Sin embargo, a los 50, cuando mis hijas ya eran un poco más mayores, entré en la universidad. Y lo disfruté como nunca. Pero nada parecido a lo que creo que Irene puede alcanzar. Ni muchísimo menos. Ella puede llegar a donde quiera. Es una persona con un tesón tremendo. No tiene límites.

I. Me encantaría ser periodista deportiva.

C. Yo tenía las mismas ambiciones que mi hija. Nunca  me planteé que había estudios que no podía hacer por ser chica. En casa nunca nos dijeron 'no se te ocurra estudiar esto' ni 'haz las carreras típicas como Farmacia o Magisterio'. Algunas compañeras sabían que cuando acabaran COU, independientemente de sus resultados académicos, no iban a seguir estudiando porque tenían novio. En aquella época ya nos sorprendía.

Beatriz González, Irene González y Cristina Vela (abuela, nieta e hija), en Madrid Río, minutos antes de participar en un coloquio con motivo del 8-M.
Beatriz González, Irene González y Cristina Vela (abuela, nieta e hija), en Madrid Río, minutos antes de participar en un coloquio con motivo del 8-M.

Percepción: ¿Qué visión tiene cada una de las otras dos generaciones?

B. Estoy muy orgullosa de ellas, sobre todo de mi hija. Creo que es maravilloso que  pueda con su trabajo, sus hijas, y que no le haya importado dejar su carrera a medio camino, con tal de cuidarlas. Me parece una heroína porque puede con todo. Yo no sé si hubiera podido hacerlo.

C. Las mujeres mayores tienen mucho más que ofrecer de lo que pensamos. Han trabajado mucho y después de su jubilación, que obviamente no se jubilan nunca, siguen haciendo cosas, muchas más que los hombres. Y con la generación que viene estoy un poco asustada. Aceptan cosas que nosotras nunca hubiéramos aceptado. El control que tienen los chicos sobre ellas, la forma que tienen de relacionarse con ellos…

I. Es verdad que en algunos aspectos hemos avanzado y en otros nos hemos estancado. Hay puntos que quedan por solucionar. Yo a mi abuela y a mi madre las veo como luchadoras.

B. En ciertas cosas están yendo hacia atrás. No entiendo cómo, con todo lo que saben ahora, se dejan dominar.

C. Pero no podemos echarles la culpa a ellas. Son víctimas.

B. Efectivamente.

C. Cuando oyes que una chica de 17 años ha tenido que denunciar al novio... ¿Entre todos seguimos permitiendo esto? En algún momento pensamos que habíamos conseguido muchas cosas y dejamos la lucha. ¿Cómo un niño que ha estado con niñas desde los tres años acaba por no considerarlas como iguales?

Beatriz González, Cristina Vela e Irene González (abuela, hija y nieta), en Madrid Río, antes de un coloquio con motivo del 8-M.
Beatriz González, Cristina Vela e Irene González (abuela, hija y nieta), en Madrid Río, antes de un coloquio con motivo del 8-M.

Inseguridad: ¿Es la sociedad más peligrosa ahora para las mujeres?

I. No es siempre, ni mucho menos por todos los hombres, pero en algunas ocasiones sí nos sentimos excluidas. Y el tener que ir por la calle siempre alerta... Yo no tengo por qué ir por la calle con miedo. ¿Los hombres van por la calle con miedo?

C. Tengo compañeros con hijos de su edad. Juegan al voleibol y me preguntan '¿pero tú acompañas a tu hija al entrenamiento? Yo a mi hijo hace años que no le acompaño'. Es que a mi hija le pueden hacer algo más que robarle. Muchas veces las propias madres pensamos que deberíamos dejar de hacerlo. Tiene 14 años, tiene que ser autónoma, y si va al instituto tiene que poder ir sola. Pero si puedes protegerla... Sé que si tuviera un chico no lo haría. Es muy triste.

B. Cuando empecé a salir fuera del barrio, tendría unos 15 años, mi madre me decía 'donde vayáis que os abran la botella delante de vosotros'. Que  después de cincuenta y tantos años siga pasando me parece muy triste. ¿Qué hemos avanzado en eso? Nada. No entiendo que todavía haya gente que sea capaz de esas cosas.

Aborto: ¿Qué opinan de la interrupción voluntaria del embarazo?

C. Para la mujer que, por una circunstancia o por otra, tiene que abortar, es algo muy duro. Y es un derecho. No una obligación. Simplemente pedimos que no se criminalice a las que se encuentran en esa situación y no ven otra salida, que la que no tiene dinero y no se puede ir a Londres pueda hacerlo.

B. En mi generación se está más en contra. Yo estoy en contra, pero en según qué circunstancias... Me parece algo terrible y creo que a quien se ve obligada a hacerlo le tiene que parecer tanto o más que a mí. Conozco un caso y sé lo que supuso para aquella mujer abortar.

I. Nosotras no hablamos de ese tema pero deberíamos estar todos en contra del aborto porque no deberíamos llegar a ese punto en el que fuese nuestra única salida para no tener que cuidar a un niño al que no podemos cuidar. La mujer que tenga que abortar debería ser apoyada por todas las mujeres y toda la sociedad. No estás cometiendo un crimen.  Estás intentando solucionar algo que por circunstancias no has podido evitar.

8-M: ¿Secundan la huelga feminista y las manifestaciones?

C. Una de las razones por las que debemos salir a manifestarnos es para que no piensen que somos tontas. Sabemos lo que somos y lo que llevamos dentro en todo momento. No necesitamos que nos den lecciones. Por eso y por las que no se pueden manifestar. Por las asesinadas.

B. Es inconcebible que los políticos hablen de la forma que hablan. Es tan triste que en dos meses que llevamos de año haya tantas mujeres muertas… Chicas con 18 años, con 25, mujeres con 60 que han pasado toda su vida sufriendo a ese bestia. Ha existido siempre pero antes no se hablaba de ello.

C. Y que nos tomen por mentirosas diciendo que recurrimos a las denuncias falsas...

I. En el instituto está anunciado que podemos hacer huelga.

C. A mí me gustaría que la hicieran a conciencia, que no se lo tomen como un día de fiesta en el que no van a clase. Que sepan que están matando a mujeres. Y que hay mujeres que tienen que trabajar 80 días más al año para cobrar lo mismo. Y que hay mujeres que llegan por la noche y tienen unos niños que cuidar, una casa que llevar... Que ellas, que son las que tienen que tirar de esto cuando muchas  mayores que lo han hecho durante mucho tiempo ya no estén, sepan por qué se hace esa huelga

I. Estamos concienciadas pero deberíamos estarlo mucho más. Por desgracia muchos dirán que por qué no hay un Día Internacional del Hombre. Porque ellos no necesitan reivindicar sus derechos. Por desgracia tenemos que tener un día solo para nosotras para reivindicar lo que es nuestro y para que nadie pueda quitárnoslo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento