Chef José Andrés
El chef español José Andrés y su esposa, Patricia Fernández, en la alfombra roja de los Oscar 2019. ETIENNE LAURENT / EFE

El chef español José Andrés aprovechó su intervención en la ceremonia de los Oscar 2019 —donde fue el encargado de introducir la película Roma, cuando se presentaron los filmes nominados a la estatuilla a mejor película— para hacer un alegato en favor de los inmigrantes y las mujeres, que, dijo, "hacen avanzar a la humanidad".

Acompañado del actor mexicano Diego Luna, el cocinero afirmó: "Esta maravillosa e íntima película quiere dar voz a los que no tienen voz, y nos recuerda la comprensión y la compasión que todos nosotros debemos a las personas invisibles en nuestras vidas, inmigrantes y mujeres, que hacen avanzar a la humanidad". Sus palabras despertaron una gran ovación entre el público del Dolby Theater de Los Ángeles, donde se celebraba la entrega de los premios.

Antes, sobre la alfombra roja, el chef reconocía su sorpresa por haber sido invitado por la Academia de Hollywood para la gran gala del cine.

"Quién me iba a decir que iba a estar aquí. Pero bueno, así es la vida", ironizó el cocinero, en declaraciones recogidas por Efe. "Esperemos que la presión no me pueda y que no me quede con las palabras a medio contar. Es una experiencia bonita", añadió.

José Andrés es una figura muy conocida en Estados Unidos tanto por su extraordinaria labor en los fogones como por su trabajo humanitario y caritativo, por ejemplo, ayudando a los afectados por el huracán María en Puerto Rico.

"A mí [esta invitación a los Oscar] me vale para seguir contando las historias que a mí me gustan: las de esas voces muchas veces anónimas", dijo en la alfombra roja.

José Andrés formó parte de una lista de figuras ajenas al cine, como la tenista estadounidense Serena Williams, que participaron en la ceremonia anunciando las candidatas al Oscar a mejor película.

En los momentos previos a la gala, el chef habló también sobre que haya jamón ibérico de la empresa española Cinco Jotas en el menú de la fiesta oficial de los Óscar, el denominado Governor's Ball, que cada año compone su compañero y "amigo" de la cocina Wolfgang Puck. "El jamón ibérico no deja de ser en estas fiestas el artista del que nadie se da cuenta pero que ahí está presente", cerró.