Manuel Valls pide no pactar con Vox para "no blanquear al nacionalpopulismo"

  • El candidato a la alcaldía de Barcelona urge a huir de los extremos y alcanzar acuerdos de centro.
  • "Defiendo el diálogo, pero aceptando las reglas del juego", sostuvo el ex primer ministro francés.
  • Situó al PSOE en el lado constitucionalista pero solicitó a Sánchez buscar acuerdos con PP y Cs.
Manuel Valls (izquierda) y Albert Rivera durante un acto de Ciudadanos.
Manuel Valls (izquierda) y Albert Rivera durante un acto de Ciudadanos.
EFE

Tiene un reto importante por delante. Manuel Valls, bajo la candidatura Barcelona Capital Europea, busca dejar atrás la era de Ada Colau en la Ciudad Condal. Valls quiere calar con un mensaje que aúne precisamente esas dos palabras: Barcelona y Europa. Tendrá que competir con la propia Colau de un lado y con las fuerzas independentistas de otro para buscar bajo el paraguas de Ciudadanos mantener el nivel de voto conseguido por Inés Arrimadas en las últimas autonómicas.

En una conferencia en Madrid organizada por el club Siglo XXI, Valls quiso reivindicar la importancia de Barcelona como uno de los ejes principales para el presente y el futuro de la UE. Rechazó el argumento de las "tres derechas" y apeló al diálogo, pero "respetando las reglas del juego". Además, calificó al PSOE como un partido "constitucionalista", pero pide escuchar voces como Felipe González o Alfonso Guerra.

Sobre Vox fue también rotundo. "Las fuerzas constitucionalistas no tienen que pactar con Vox, tienen que convencer a los electores". Aseguró entender el sentido del voto en Andalucía, pero se alejó de las tesis que piden el acuerdo a tres. "Sé que el debate de hoy es el de la unidad de España", esgrimió, antes de añadir la necesidad de "un nuevo patriotismo", porque no se puede "blanquear al nacionalpopulismo, como tampoco a los independentistas".

El ex primer ministro francés aseguró que España está viviendo "un momento crítico", y aseguró que Barcelona y España "tienen el mismo destino". Para Valls, el final del Gobierno de Sánchez ha sido "un paréntesis" y afeó al líder socialista que se apoyara en la moción en fuerzas políticas que quisieron "acabar con el espíritu de la transición española".

"Quienes se sitúan fuera de la ley no pueden condicionar nunca más" el devenir político de un país, añadió Valls. "Es necesario construir un espacio constitucionalista sólido, porque la Constitución no es un pedazo de papel", sostuvo. El candidato apela a la estabilidad, a la convivencia y a no dejar "el destino del país" en manos de los "populistas de izquierdas o de derechas o del separatismo".

"Pido sentido de Estado", sentenció Valls, que negó la existencia de "dos Españas". En sus palabras, construir ese debate solo puede traer consecuencias negativas. "Si ese es el escenario, pagaremos caro las consecuencias", añadió. El candidato apeló a un acuerdo a tres entre PP, PSOE y Ciudadanos, para "superar la crisis que se vive".

Sobre su proyecto para Barcelona

Manuel Valls quiere una Barcelona "abierta y cosmopolita", como él la conoció durante su infancia. Esa idea, dijo, "no es partidista". Su plataforma es "un pacto de los ciudadanos de Barcelona", y explicó que sus claves son la seguridad, la cultura, la buena gestión, la jusiticia ecológicamente y socialmente. "Pero el gran impulso es recordar que Barcelona debe ser la gran capital europea del Mediterráneo".

"Quiero ser el alcalde del bilingüismo", aclaró, porque para él, "las lenguas no son trincheras" sino "una riqueza cultural". Reivindicó, en este sentido, las relaciones de la Ciudad Condal con Madrid. "No es un problema tener dos grandes metrópolis en un país, al contrario, es un activo", desarrolló. Estos pasos "serán beneficiosos para todos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento