El tribunal del juicio del procés
El tribunal del juicio del procés. Emilio Naranjo / EFE

El Tribunal Supremo ha ampliado el calendario de sesiones del juicio del 'procés' durante el mes de marzo y ha señalado sesiones para tres lunes del mes de marzo. Así lo ha indicado el presidente del tribunal, Manuel Marchena, justo al inicio de la sesión de este jueves. El tribunal ha habilitado el lunes 4, 11 y 25 de marzo.

Esas semanas también habrá sesión de martes a jueves, como ya se preveía inicialmente. Además, ha dejado la puerta abierta a fijar una sesión el viernes 29 de marzo, en función de como se desarrolle esa semana.

En cuanto a los interrogatorios de los acusados, el tribunal mantiene la previsión de acabarlos este jueves y ha avanzado que no habilitará el viernes. Aun así, ha dejado la puerta abierta a señalar alguno otro día, previsiblemente el lunes, si se alargan: "Si hay algún problema, no estaremos hasta la madrugada".

De este modo, las semanas del 4 y del 11 de marzo habrá sesiones del juicio de lunes a jueves. La semana del 18 de marzo, de martes a jueves. Y la semana del 25 de marzo, de lunes a jueves, con la puerta abierta a alargarlo hasta viernes.

Marchena se ha comprometido a "hacer un esfuerzo" para señalar las sesiones del mes de abril a mediados de marzo para que las partes puedan trabajar con previsión. También ha respondido a las defensas que trabajan para facilitar lo antes posible las previsiones de testigos para la preparación de los interrogatorios a las partes.

La abogada Marina Roig, que defiende a Jordi Cuixart, ha pedido al tribunal que se respete la orden de los testigos, de forma que primero se hagan los solicitados por las acusaciones. En este sentido, ha pedido que dos de los previstos para la semana que viene, el expresidente del Parlamento Ernest Benach y el exdiputado Albano Dante Fachín, solo pedidos por las defensas, "pasen al final", tal como establece "la ley para garantizar el derecho de defensa". La defensa de Carme Forcadell, ejercida por Olga Arderiu, también ha pedido lo mismo respecto a la expresidenta de la cámara catalana Nuria de Gispert.

Marchena ha tomado nota de las peticiones de Roig y Arderiu y ha explicado que el tribunal ha hecho una "agrupación por bloques temáticos". En el caso de la primera semana, todos los testigos solicitados han tenido cargos políticos. El presidente del tribunal ha dado la razón a Roig y ha dicho que, si solo los ha pedido la defensa, "se interrogarán cuando acaben los de la acusación".