Con megáfono en Valencia
Los sindicatos UGT y CCOO reclaman en Valencia pensiones públicas dignas, en una imagen de archivo. Biel Aliño / EFE

Adiós a las esperanzas del Gobierno de Sánchez por dar salida al Pacto de Toledo antes del final de esta Legislatura. La comisión parlamentaria que llevaba trabajando en acuerdos en materia de pensiones durante más de dos años ha llegado a un callejón sin salida que bloquea un acuerdo en las próximas semanas.

Así lo han confirmado este martes los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios, que achacaron al inicio de la campaña electoral el parón de los acuerdos. «Estoy triste», resumía la popular Celia Villalobos, presidenta de la comisión.

«El adelanto electoral lo ha precipitado todo absolutamente», ha afirmado la portavoz de Unidos Podemos del Pacto de Toledo, Aina Vidal, después de una reunión informal entre los partidos sobre este tema.

«El Pacto de Toledo estaba cerca en algunas cuestiones importantes, pero las prisas no son buenas consejeras», ha agregado Vidal, alegando que hay recomendaciones importantes «que aún están abiertas»  y cuestiones todavía sin acordar. Por este motivo, la reunión prevista para el jueves en la que se iban a rematar todos los acuerdos  para llevarlos al Pleno de la próxima semana ha quedado  finalmente cancelada.

"Una sorpresa que raya el engaño"

El partido liderado por Pablo Iglesias dio la sorpresa este martes al presentar más recomendaciones a las que ya se habían acordado sin el consenso previo de los demás grupos.

«Hoy lamentablemente nos encontramos con una sorpresa que raya el engaño, diciendo que van a presentar una alternativa a las recomendaciones que estaban prácticamente preacordadas», ha denunciado el portavoz de los populares en esta comisión, Gerardo Camps, que ha considerado «penoso que al final, después de tanto trabajo, no se haya conseguido un acuerdo».

En esta línea también se ha mantenido la homóloga socialista, Mercé Perea, que se ha mostrado decepcionada con el «electoralismo» de Unidos Podemos y del Partido Popular –los dos grupos que han rechazado más reuniones antes de dar por finalizada la Legislatura–.

«Es una falta de respecto que al consenso de hoy se venga con cien mil recomendaciones que no hemos visto, que no conocemos», ha agregado la diputada. «El populismo ha hecho descarrilar el Pacto de Toledo», ha añadido el responsable de la negociación de Ciudadanos, Sergio del Campo.

Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT, ha avisado de que «en materia de pensiones no hay espacio para la disidencia partidista, debe haber esfuerzo en la construcción de los consensos». «Estamos muy enfadados, para llegar a un acuerdo que prácticamente estaba. Algunos tendrán que explicárselo a la ciudadanía», ha clamado Ignasi Candela, miembro de Compromís –partido aliado de Podemos en las últimas elecciones–, mucho más beligerante con la formación morada.

Acuerdos que se quedan en el aire

La falta de acuerdo da al traste con unas arduas negociaciones que estaban a punto de culminar. El pasado septiembre, los partidos ya se pusieron de acuerdo en revalorizar las pensiones con el IPC, un escollo que llevaba meses enquistado en las conversaciones.Cuando ya se tocaba el acuerdo con la yema de los dedos, el anuncio de elecciones el próximo 28 de abril ha conseguido quebrar la unidad parlamentaria en esta cuestión.

A pesar de ello, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, se mostraba optimista esta semana y apuntaba a que «todavía» quedan días para incluir reformas como las del sistema de pensiones «que están muy debatidas ya» y en las que había, por lo menos hasta ayer, un principio de acuerdo.El Gobierno podría intentar salvar esta revalorización al IPC a través de un Decreto Ley, algo que no descarta llevar a cabo el ministerio.

Los sindicatos también han dejado ver su preocupación tras el anuncio de la ruptura de este pacto. Para el secretario general de CCOO, Unai Sordo, el fin del acuerdo es «una mala noticia», y ha instado al Ejecutivo a que, «antes de acabar la legislatura, tiene que volver a recuperar la revalorización de las pensiones con el IPC y tiene que derogar el actual factor de sostenibilidad».

Miedo al futuro del sistema de pensiones

Lo cierto es que el panorama social al respecto de una solución para las pensiones se mantiene en tensión, con manifestaciones de jubilados en todos los puntos de España para pedir pensiones dignas. La última subida de esta prestación tuvo lugar a principios de 2019, cuando las pensiones subieron un 1,6% y las mínimas un 3%.

Roto el Pacto de Toledo hasta la próxima Legislatura, tendrá que ser el próximo gobierno el que tenga que retomar el diálogo mientras que los organismos fiscales avisan sobre los problemas del actual sistema de pensiones.

La  Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ya avisó la semana pasada de que era urgente tomar medidas para garantizar la sostenibilidad futura del sistema. Algunas de ellas estaban recogidas en el borrador del pacto, como acercar la edad real de jubilación a la edad legal. Otras, como la vinculación a la inflación, haría elevar la deuda pública, según destacó la organización.